Ministro Pedro Francke dice no firmarán autógrafa para devolución de aportes a fonavistas

0
255
Pedro Francke
Pedro Francke

El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) planteó desarrollar un trabajo coordinado con el Congreso de la República para buscar una solución al problema de la devolución de aportes al Fonavi, afirmó el titular del sector, Pedro Francke. Con ello dejó en clara evidencia que el presidente Pedro Castillo no firmará la autógrafa de la Ley fonavista aprobada recientemente en el Congreso.

Para titular de Economía Ley incumpliría regla de iniciativa de gasto del Congreso. Pero si no la firma, igual la aprobará el Congreso por Insistencia

Sobre esta autógrafa de Ley que busca garantizar la devolución del dinero del Fonavi, dijo que se entiende la injusticia cometida contra un grupo de trabajadores a los cuales se les descontó los sueldos sin una base legal y sin la contraprestación correspondiente.

Sin embargo, Pedro Francke enfatizó que esta devolución implica una carga fiscal ascendente a 42 000 millones de soles. “Se trata de un monto importante que desequilibraría significativamente la estabilidad de las finanzas públicas“, dijo en conferencia de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM).

Por ello, Pedro Francke explicó que el MEF quiere trabajar con el Congreso para buscar una solución al tema de los fonavistas y que no implique esta carga fiscal a la que calificó de realmente excesiva.

Leer también [Ultimátum a ministro Eduardo González]

Lo que proponemos es trabajar y dialogar con los distintos sectores del Congreso para buscar una solución al problema del Fonavi. Aceptar una carga de 42 000 millones de soles es demasiado grande y definitivamente incumpliría la regla de la iniciativa de gasto del Congreso“, anotó el ministro de Economía.

CONGRESO LA APROBARÁ POR INSISTENCIA

Toda vez que el Ejecutivo cumpla sus amenazas y no firma la autógrafa de la Ley fonavistas, entonces tendrá que devolverla al Congreso y serán los parlamentarios los que la firmen en el Pleno por Insistencia, de tal manera que el Ejecutivo no tendrá otra opción más que pagar el dinero que es de propiedad de los fonavistas.