Matanza en bar

0
2079
Matanza en bar
Matanza en bar

Exmarine de EE.UU. entro a un bar de California y desató una masacre: disparó al menos 30 veces y asesino a 12 personas, entre ellas un policía. Luego se suicidó

Un ex soldado mató a 12 personas, incluyendo un policía, al abrir fuego la noche del miércoles en un bar abarrotado de estudiantes en la localidad de Thousand Oaks, en California, Estados Unidos, informaron las autoridades estadounidenses.
El autor del tiroteo, sin escapatoria, se suicidó, tras ocasionar la matanza registrada en la sala de baile Borderline Bar and Grill, a 55 kilómetros al noroeste de Los Ángeles, que dejó también 25 heridos.

Las autoridades identificaron a Ian David Long (28), como el autor del tiroteo.
Geoff Dean, el sheriff del condado de Ventura, donde se encuentra el local, informó de que su “número dos” es uno de los fallecidos en el tiroteo.

Según las autoridades, el tiroteo provocó una estampida de cientos de asistentes y llevó a algunos a utilizar los taburetes de bar para romper las ventanas en su afán de escapar.
Entre los fallecidos estaban 11 personas que se encontraban dentro del bar, el pistolero y un sargento que fue el primer agente en entrar al lugar de los hechos, señaló Dean.
El ayudante del sheriff fue identificado como Ron Helus (54), que falleció en el hospital al que había sido trasladado tras recibir varias heridas de bala al ingresar al lugar.
“Entró para salvar vidas, para salvar gente. Estaba totalmente comprometido, murió como un héroe”, dijo Geoff Dean.

Helus tenía 29 años sirviendo a la Policía y planificaba retirarse en el 2019 para pasar más tiempo con su familia, su esposa y su hijo.

Disparó 30 veces

La mayoría de las personas que se encontraban en el lugar en ese momento eran jóvenes de entre 19 y 26 años.
El pistolero era alto y vestía de negro con una capucha que cubría su cabeza y tapaba parcialmente su cara, según el relato que hicieron testigos del suceso a las televisoras en el lugar.

Dijeron que el pistolero disparó primero a una persona que trabajaba en la entrada del local y después abrió fuego sobre la multitud de una forma que parecía aleatoria.
Jasmin Alexander, que estaba con un grupo de 15 amigos en el bar narró una escena de caos y confusión cuando los disparos empezaron.

“Estábamos en el bar, divirtiéndonos, bailando”, dijo la joven tras escapar del tiroteo. “De pronto escuchamos el ‘bang, bang’ de los disparos y se volvió una locura y la gente empezó a empujar”.

“Pensamos que era una broma, no lo tomamos en serio al principio porque sonaba como petardos. Y luego todo el mundo se tiró al piso”, afirmó.
“Vi al atacante, estaba vestido de negro, con lentes, camuflado. Sacó un arma y comenzó a disparar”, dijo, detallando que debió “arrastrarse” para salir del bar.

“Todo el mundo se tiró al suelo rápidamente. Todo el mundo quería salir lo más rápido posible”, declaró una joven que escapó junto a una amiga por una ventana de la cocina.
“Disparó mucho, al menos una treintena de veces. Todavía escuchaba los tiros cuando todo el mundo había abandonado el bar”, agregó.
“Tiró granadas de humo por todas partes. Vi cómo apuntaba por la espalda a la chica que estaba en la caja registradora. No paraba de disparar”, dijo por su parte John Hedge.