Mafias de la Minería ilegal en cinco regiones

0
214
Mafias de la Minería ilegal en cinco regiones
Mafias de la Minería ilegal en cinco regiones

Impacta negativamente en diversas zonas, como los departamentos de Puno, La Libertad, Piura y Arequipa, así como en las ciudades de Nasca y Palpa

Después de la reciente masacre en la mina Poderosa, ubicada en la provincia de Pataz, La Libertad, donde delincuentes secuestraron y asesinaron a al menos 9 trabajadores con explosivos durante el fin de semana, la creciente presencia de la minería ilegal se ha convertido en un motivo de preocupación. Este fenómeno se asocia cada vez más con grupos armados y el crimen organizado.

Esta problemática representa un desafío significativo para la seguridad nacional y el medio ambiente en diversas áreas de Perú, como El Cenepa en la región Amazonas y la zona fronteriza entre Perú y Colombia, dividida por el río Putumayo. Se sospecha que estos lugares están bajo el control de facciones como el Comando Vermelho, el grupo criminal más antiguo de Brasil, y la organización criminal brasileña Primer Comando Capital.

La minería ilegal no solo plantea amenazas directas, como la pérdida de vidas y la degradación ambiental, sino que también está vinculada a actividades delictivas adicionales, como tráfico de drogas, trabajo infantil y forzado, trata de personas, sicariato, extorsión, asesinato, usurpación de tierras y fraude fiscal. Esto representa una seria amenaza para los ecosistemas forestales y las comunidades locales, especialmente en las regiones de Puno, Madre de Dios, La Libertad, Piura, Arequipa, así como en las ciudades de Nasca y Palpa.

La proliferación de la minería ilegal de oro en Perú se atribuye a factores como el aumento en el precio internacional del oro, la debilidad institucional y la falta de oportunidades laborales en las regiones selváticas, generando impactos ambientales y sociales significativos.

Según la plataforma Prevenir Amazonía del Proyecto Prevenir de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid), la extracción de oro ilegal e informal se ha intensificado, y la falta de medidas efectivas se refleja en el limitado avance del proceso de formalización minera en las regiones afectadas. La minería ilegal se ha expandido en más de 20 ríos de la Amazonía peruana, abarcando más del 60% del territorio, y está presente en 32 distritos de cinco regiones amazónicas.

Te puede interesar:

Metropolitano: Conoce las nuevas rutas alimentadoras con la ampliación norte

A pesar de los esfuerzos de formalización, el informe de la Fundación para la Conservación de Desarrollo Sostenible (FCDS) revela que el avance en los departamentos afectados es mínimo, con solo el 13.53% de las solicitudes de formalización minera cumpliendo al menos un requisito. La falta de cumplimiento de la normativa vigente ha llevado a la suspensión del 78.42% de las solicitudes.

En este contexto, el especialista de la Iniciativa Unidos por los Bosques de FCDS, Martín Arana, destaca la gravedad de la minería ilegal, describiéndola como la más destructiva en términos de impacto ambiental, causando no solo deforestación, sino también una destrucción total de los ecosistemas.

loading...