Los mejores remedios caseros con malva

0
669
malva
malva

La malva común o malva silvestre es una planta endémica de Europa occidental, aunque se puede encontrar actualmente en muchas partes, gracias a su expansión, por diferentes partes del Mediterráneo tanto europeo como africano.

Cura el resfriado, tos, fiebre y todo el aparato respiratorio

Su utilización medicinal data de al menos desde los albores de la civilización europea, que es cuando se empezó a registrar su uso gracias a sus propiedades y beneficios para la salud.

Malva
Malva

En la actualidad también se cultiva en otros continentes, como en América, tanto en el sur como en el norte del continente, ya que los beneficios que la malva aporta se han difundido con las personas que atravesaron los mares.

BENEFICIOS

  • Es excelente para tratar resfriados con mucha tos y congestión, en procesos gripales. En caso de darse fiebre, mejor asociarla a plantas febrífugas como la ulmaria o el sauce blanco.
  • Trata la amigdalitis, faringitis, laringitis y bronquitis, con accesos de tos irritativa y congestión. Ablanda la tos, calma la irritación de las mucosas del aparato respiratorio, y ayuda a recobrar el bienestar.
  • Combate las alergias respiratorias y su sintomatología, como tos, lagrimeo frecuente, mucosidad abundante, estornudos explosivos, o inflamación ocular.
  • Es un apoyo natural para dar alivio en caso de procesos asmáticos leves.
  • Contribuye a regularizar las funciones del sistema digestivo.
  • Mitiga la irritación gástrica; es un apoyo en caso de acidez estomacal y en úlceras gastrointestinales.
  • Tiene un ligero efecto laxante, apto para mediar en episodios de estreñimiento puntual.
  • Es también eficaz en caso de inflamación gástrica o gastritis, y para tratar alergias e intoxicaciones alimentarias.
  • Se le atribuye un ligero efecto hipoglucemiante, como apoyo para diabéticos.
  • Ayuda a combatir la retención de líquidos, y se ha indicado como apoyo para perder peso y eliminar toxinas por la orina.
  • Es un excelente antiinflamatorio natural muy eficaz en caso de conjuntivitis aguda, y en la inflamación del entorno de los ojos y los párpados, o blefaritis.

REMEDIOS CASEROS CON MALVA

Malva

Para las hemorroides:

Para mejorar y reducir las hemorroides vamos a preparar baños de asiento con malva. Ponemos en un cazo un litro de agua y cuando rompa a hervir añadimos 25 gramos de hojas y flores. Apaga el fuego y deja reposar 30 minutos. Después colamos y usamos realizando baños de asiento.

Para garganta irritada y tos:

Pon a hervir un litro de agua. Cuando rompa a hervir añade dos cucharadas de hojas y flores de malva. Apaga el fuego y deja reposar durante 20 minutos. Transcurrido este tiempo colamos y, cuando esté a temperatura ambiente, utilizamos haciendo gárgaras tantas veces al día como necesitemos.

Para la artritis:

Machaca las flores y hojas de la malva y con el extracto obtenido realiza masajes sobre las zonas afectadas por la artritis para aliviar la inflamación y mejorar la movilidad.

Para mejorar la salud de la piel:

Gracias a sus propiedades demulcentes, la malva puede ayudar a calmar y suavizar la piel. También puede ser recomendable para tratar abscesos y forúnculos. Se puede aplicar como una cataplasma.

Primero, realiza una infusión y deja enfriar. Luego, cuela el agua y usa las hojas mojadas para colocar sobre el área afectada hasta que se sequen. Se recomienda repetir este procedimiento 2 veces al día.

Para fortalecer los órganos urinarios

En algunos casos, la malva podría ayudar a aliviar infecciones en la vejiga o en la uretra. Esto se debe a sus efectos diuréticos que ayudan a relajar los órganos urinarios y facilitan la expulsión de toxinas. Solo tienes que preparar un té para aprovechar sus beneficios. Esta puede ser el complemento ideal al tratamiento que te haya dado el médico.

Primero, realiza el té hirviendo el agua con la malva. Luego, retíralo del fuego y déjalo reposar unos 5 minutos. A continuación, cuela y endulza con miel (muy buen antiséptico). Cuando esté tibio, bébelo.

Para aliviar los problemas de encías

Si tienes gingivitis (encías sangrantes) o inflamación en la boca, puedes aprovechar las bondades antinflamatorias de la malva. Este remedio también sirve para la irritación o el dolor de garganta. Se recomienda hacer gárgaras.

Primero, pon a hervir el agua con la malva. Cuando entre en ebullición déjala 3 minutos en el fuego y luego retira. Tápala otros 5 minutos y después cuela. Una vez esté tibio, usa el líquido resultante para hacer gárgaras varias veces al día. Si te sobró, deséchalo y haz de nuevo al siguiente día.

 

loading...