Las gaseosas son dañinas para la salud

0
148
Gaseosas
Gaseosas

Una botella de gaseosa de aproximadamente 300 mililitros (tamaño personal) contiene 60 gramos de carbohidratos, es decir, 12 cucharaditas de azúcar o cuatro cucharadas de azúcar.

Expertos explican las desventajas de estas bebidas deliciosas pero perjudicial para nuestro organismo

Consumir gaseosa no es parte de una dieta saludable y no se recomienda de ninguna manera, menos aún en personas sedentarias y con malas prácticas de alimentación.

Así lo manifestó el secretario científico del Colegio de Nutricionistas de Lima, Olger Román Vílchez, al ser consultado por el gesto que tuvo el jugador portugués de fútbol Cristiano Ronaldo de apartar de su mesa dos botellas de gaseosa y preferir más bien agua mineral.

Es un exceso beber una botella de gaseosa todos los días, sobre todo para quienes tienen hábitos de alimentación inadecuados, son sedentarios y no practican ejercicios”, dijo el experto a la Agencia Andina.

Sin embargo, precisó, para aquellas personas con alimentación balanceada e importante actividad física (como correr 10 kilómetros diarios) beber gaseosa no les causará gran daño y pueden darse “un gustito” una vez a la semana, porque el deporte “quema” el azúcar.

Una botella de gaseosa de aproximadamente 300 mililitros (tamaño personal) contiene 60 gramos de carbohidratos, es decir, 12 cucharaditas de azúcar. El azúcar es un tipo de carbohidrato.

Román advirtió que las altas dosis de azúcar que contienen las gaseosas incrementan la grasa corporal y el sobrepeso, fomentan la obesidad e incentivan cualquier otra enfermedad metabólica, como la hipertensión, y el aumento de colesterol y triglicéridos.

Leer también [Comisión de Economía aprueba jubilación anticipada a los 50 años]

OTROS DAÑOS A LA SALUD

De la misma manera, el ácido fosfórico presente en las gaseosas afecta el sistema óseo, altera la estructura de los huesos y los descalcifica si se consume en exceso. También daña el esmalte de los dientes y, por el azúcar, provoca caries.

Otros problemas de salud que genera el consumo de gaseosa son la falta de sueño y la fatiga mental debido a la presencia de un alcaloide conocido como cafeína, el cual estimula el sistema nervioso.

“Si se consume gaseosa en la noche, como está ocurriendo actualmente, la persona no duerme bien porque el efecto de este alcaloide dura seis horas. Entonces, se le quita el sueño”, refirió el vocero del Colegio de Nutricionistas de Lima.

Por último, mencionó que los colorantes, como la tartracina, usados en las gaseosas, causan alergias; mientras que el sodio, otro químico empleado como insumo, provoca hipertensión.

NO HIDRATAN EL CUERPO

Miles de personas optan por ingerir gaseosas heladas de diversos tipos, sin saber que estas bebidas no hidratan adecuadamente sino más bien pueden ser perjudiciales a la salud, advirtió el nutricionista del Instituto Nacional de Salud (INS), Luis Aguilar.

Aguilar explicó que las gaseosas poseen un alto contenido de azúcar y otros aditivos, como la cafeína, lo que desencadena en efecto diurético ocasionando que el cuerpo humano pierde más agua. Asimismo, este exceso de azúcar contribuye al sobrepeso, la aparición de caries y otros males asociados.

“Las bebidas procesadas como las gaseosas, no quitan la sed sino la incrementan por la cantidad de azúcar que contienen. Tomar solo un vaso de gaseosa equivale a tomar aproximadamente 6 cucharaditas de azúcar en un vaso de 250 mililitros, más otros aditivos y cafeína, este último actúa como diurético contribuyendo a la deshidratación, lo que hace que perdamos más agua de nuestros cuerpos de la que ingerimos”, precisó.

El experto brindó esta advertencia en el marco del mensaje preventivo de las “Guías alimentarias para la población peruana”, recientemente publicado por el INS, la cual señala “Cuida tu salud evita el sobrepeso disminuyendo el contenido de azúcar en tus alimentos y bebidas”, por lo que brindaron más recomendaciones:

  • Durante el día. Tomar al menos 4 vasos de agua pura. Los demás pueden ser infusiones, refrescos o jugos naturales sin azúcar.
  • Asegurarse que el agua que esté tomando sea segura. En cualquier caso, es preferible, tomar agua previamente hervida.
  • No espere a tener sed para tomar agua.
  • Recuerde incentivar el consumo de agua en el adulto mayor ya que su sensación de sed se encuentra disminuida.

CONOZCA LOS ALIMENTOS QUE SÍ HIDRATAN

El especialista del Instituto Nacional de Salud (INS) invocó a la población a optar por alimentos que sí hidraten, principalmente el agua pura y la contenida en los alimentos, esta última proveniente en su mayoría de frutas y verduras.

“Entre las frutas con alto contenido de agua destacan la sandía, melón, pepino dulce, piña, papaya, mandarina, naranja, granadilla, blanquillo, fresa, uvas, tumbo, etc; mientras que entre las verduras se encuentran la lechuga, pepinillo, espinaca, betarraga, zapallito italiano, rabanito, zanahoria, tomate, nabo, cebolla, hojas de acelgas, entre otras”, explicó.

Finalmente, resaltó la importancia de que los niños y ancianos mantengan una correcta hidratación. “Los pequeños desarrollan una elevada actividad física y en los ancianos, el déficit de agua afecta a su organismo manifestándose con estreñimientos, concentración de orina, acumulación de grasa, digestión lenta, entre otros factores”.