Hildebrandt en sus trece: denuncian reglaje del Ejército

0
365
Hildebrandt en sus trece: denuncian reglaje del Ejército
Hildebrandt en sus trece: denuncian reglaje del Ejército

Según informe de Hildebrandt en sus trece, división del Ejército ordenó seguir a Rebeca Diz y Ricardo Velazco en sus domicilios y centros de labores 

Los periodistas Rebeca Diz y Ricardo Velazco, quienes trabajan para el semanario Hildebrandt en sus trece, hicieron una denuncia pública de que la Dirección de Inteligencia del Ejército del Perú los estaba siguiendo. Esta acción se produjo después de que los periodistas revelaron, a través de documentos oficiales, la presunta comisión de delitos internos dentro de la institución castrense.

“Cuando pensábamos que los uniformados andaban preocupados por las fronteras que se han vuelto una coladera de delincuentes, resulta que lo que los está poniendo de cabeza son los periodistas que les airean los trapos sucios. ¡Y vaya que últimamente tienen una colada gigantesca por hacer!”, expresó Diz Rey en una nota publicada este viernes en el semanario que dirige César Hildebrandt.

La división de Inteligencia atribuye a Rebeca Diz la acción de “poner en riesgo la seguridad militar” y “deteriorar la imagen de la institución” debido a su exposición de militares, incluyendo a un coronel y un general, que supuestamente desviaron fondos de pensiones destinados a empleados civiles de la entidad. Para respaldar su reportaje, la periodista se basó en un informe de Inspectoría al que tuvo acceso.

Por otro lado, se ha llevado a cabo un seguimiento a Ricardo Velazco por su reportaje titulado “Acoso en el Real Felipe”. En este reportaje se detallan cuatro graves casos de acoso, agresión sexual y chantaje que tuvieron lugar entre 2020 y 2022, dirigidos hacia personal femenino por parte de oficiales. Entre los acusados se encuentra el coronel en retiro Livio Luna Latorre, exjefe del cuartel general de la Legión Peruana de la Guardia, quien niega las acusaciones.

“Así que resulta que para el Comandante General del Ejército David Ojeda Parra y sus colegas el problema que tiene en jaque la reputación de la institución no es la corrupción generalizada, el alquiler de armas de la institución en el mercado negro, las agresiones sexuales de oficiales o el contubernio de algunos subalternos con bandas de narcotraficantes. ¡Nada de eso! En el Pengatonito lo que le preocupa es que unos avezados reporteros, grabadora en mano, obtengan información y pongan en riesgo la ‘reputación’ del Ejército. ¿Qué reputación? Pues vaya usted a saber, estimado lector. Así que algún coronel estampó en la ‘orden de búsqueda’ de marras: ‘Prioridad MUY URGENTE’. Fecha, 4 set. 2023. Y a pie de página, ‘secreto’. ¡Pues otro descontento les sacó la vuelta por 500 soles!”, aseveró.

Fuertes acusaciones

De acuerdo con la disposición militar a la que tuvo acceso Hildebrandt en sus trece, la División de Inteligencia del Ejército ordenó:

  1. Llevar a cabo vigilancia disuasiva en los domicilios y lugares de trabajo de los mencionados periodistas, con el propósito de detectar e identificar a sus colaboradores principales, especialmente aquellos miembros del personal militar que podrían estar desafectos.
  2. Identificar posibles reuniones en diferentes lugares de la capital a través de vigilancia estacionaria o seguimiento a pie.
  3. Recopilar toda la información relacionada con aspectos sociales, familiares, financieros, etc., de los periodistas mencionados.
  4. Obtener cualquier otra información relevante relacionada con el tema de interés.

Puede interesarte:

Corpac anuncia modernización