Haz como el “hombre abeja”un modelo de emprendimiento

0
353
“Hombre Abeja”, Daniel Figueroa Torres
“Hombre Abeja”, Daniel Figueroa Torres

Asegura que la miel y picadura de este insecto son un gran negocio

Existen muchos peruanos que tienen hermosas historias de emprendimiento pues de haber vivido en la escases económica, ahora son pequeños o grandes empresarios; uno de ellos es el sorprendente “Hombre Abeja”, Daniel Figueroa Torres, un peruano que desde la niñez se ha dedicado a trabajar con la miel abeja, producto que asegura no solo es ideal para endulzar los alimentos, sino que su beneficio medicinal ha sido reconocido a nivel mundial.

Hace un tiempo lo encontramos en una feria y su historia nos atrapó cual abeja al panal. Estaba rodeado de muchas personas que lo escuchaban atentamente y, al puro estilo de un “Beeman”, hacía gala de sus conocimiento en la Apiterapia.

Su puesto de venta contaba con un panal de abejas y muchos frascos de miel de abeja y polen además de ungüentos hechos a base de miel. Sus avisos publicitarios daban cuenta de los precios, e incluso, ofrecía grandes ofertas. “El Baño de abeja” costaba 10 soles, mientras que la picadura a 3 soles, pero la ganga consistía en dos picaduras a tan sólo 5 soles.

SU HISTORIA DE EMPRENDIMIENTO

“Mi padre era apicultor y en nuestra modesta casa en Huanta teníamos varios panales; mi papá criaba las abejas y después las comercializaba. Desde pequeño mi padre me enseñó todo el proceso y la verdad me gustó mucho. Junto con mis hermanos nos íbamos a la chacra y ayudábamos a mi papá en todo. Desde pequeño supe que la Apicultura era lo mío, entonces comencé a crecer y a aprender todo sobre las abejas, leí bastante, dialogué con muchos médicos y toda clase de persona relacionada a la medicina natural. Ahora podría decirse que soy un conocedor nato de la Apicultura y la Apiterapia y puedo ayudar a mucho a la gente a curarse a aliviar sus dolores”.

LA ABEJA LO CURA TODO

“La ciencia ha confirmado que la apitoxina pasa por la sangre y circula por todo el cuerpo aliviando los males donde más se necesita. Tiene el poder de sanar las inflamaciones y el reumatismo. Funciona también como un analgésico, cura los daños a la próstata, la artrosis y la anemia. Yo vendo miel de abeja y polen puras porque sé que sus beneficios son significativos, por eso también se puede usar en la gastronomía. Es ideal para endulzar, se usa en los postres supliendo a la azúcar, también se puede ingerir solo porque su sabor es agradable y hasta se usa en los tragos preparados. Su valor nutricional es muy alto y puede ser incluido en los alimentos diarios de los niños”.