Guanabana: el milagro que cura 10 tipos de cáncer

0
180
Guanábana
Guanábana

La Annona muricata o planta graviola, cuyo fruto es conocido popularmente como guanábana, similar a la chirimoya, es un poderoso remedio natural que combate diversos tipos de cáncer según numerosos estudios que avalan este hecho.

Funciona como una quimioterapia natural que regenera las células

Ello se debe a la presencia en sus hojas de una sustancia quimiotóxica natural, llamada Acetogenina, cuya potencia es del orden de 10.000 veces superior a la Adriamicina (sustancia tóxica de elaboración artificial).

La quimiotaxis natural es un proceso por el cual el compuesto va a atacar a células que contengan unas sustancias químicas concretas (por tanto únicamente a las células enfermas o malignas) dejando a las sanas sin dañar, mientras que, podríamos decir, el producto no natural trabaja con “fuego a discrección”, dañando células que no están enfermas y debilitando al organismo en general. En resumen, está comprobado que su uso puede ser tanto preventivo como curativo.

Además, tiene una propiedad extraordinaria que la diferencia de los quimioterápicos tradicionales. Mientras que estos atacan tanto a células cancerígenas como a sanas, pues no pueden diferenciar a las poblaciones celulares sanas de las enfermas, la graviola deja indemnes a las sanas, mientras ataca con gran fiereza a las células cancerígenas, deteniendo su crecimiento en poco tiempo.

Leer también [Sopa de cuy: Lo último para prevenir el cáncer]

MUCHOS BENEFICIOS

La guanábana evita la oxidación celular, hidrata, oxigena y disminuye la predisposición a factores de riesgo cancerígenos (apoptosis celular: destrucción o muerte de las células).

Esta fruta contiene 85 % de agua por lo que es diurética, contiene glucosa, fructosa, vitamina C, almidones, proteínas, potasio, magnesio y sodio; y por su alto contenido de fibra «es recomendable para las personas que tienen problemas intestinales y de estreñimiento», explica la nutricionista y dietista, Elizabeth Gallego Roldán.

La guanábana también mejora la flora intestinal, el sistema inmunológico, sube las defensas, ayuda a la eliminación de toxinas y previene el envejecimiento de los órganos y la piel.

Las investigaciones muestran que con los extractos de este milagroso árbol ahora puede ser posible:

  • Atacar al cáncer de forma segura y eficaz con un tratamiento completamente natural que no causa náuseas extrema, pérdida de peso y pérdida del cabello.
  • Proteger su sistema inmunológico y evitar infecciones mortales.
  • Sentirse más fuerte y más sano en todo el transcurso del tratamiento.
  • Aumentar su energía y mejorar su perspectiva de vida.

EN INFUSIONES Y LICUADOS

La mejor manera de consumir guanábana es comerla fresca y nunca comprarla en pastillas o suplementos, ya que el poder curativo de la fruta está en la pulpa y principalmente en las hojas de su árbol.

La guanábana se toma en infusiones de té con las hojas o en licuado con agua y las hojas. Para el té se colocan las hojas en agua hervida, mientras que para el licuado se toman tres hojas con un vaso de agua, se licúan y se cuelan; esto también se debe de tomar en ayunas. Algunos indican que se debe empezar con una hoja licuada con una taza de agua, esto por una semana, y después ya de la forma descrita.

INFUSIÓN DE GUANÁBANA

 

Infusión

Ingredientes:

  • 1 taza de agua.
  • Un puñadito de hojas secas de guanábana

Preparación:
Ponemos a calentar la cantidad de una taza de agua y cuando rompa a hervir echamos las hojas de la guanábana dejando que se caliente por 4 minutos más. Después lo apartamos del fuego y dejamos que repose tapado unos 5 minutos. Se puede endulzar con stevia natural o con un poco de miel para tener una bebida realmente anticancerígena y muy saludable.

 

JUGO DE GUANÁBANA

Jugo de guanábana

La pulpa madura de la guanábana posee también propiedades anticancerígenas así que veamos una receta de jugo de guanábana contra el cáncer:

Ingredientes:

  • ¼ de taza de leche de almendras
  • ½ cucharada de jengibre rallado o en polvo
  • 1 cucharada de nuez moscada
  • 1 guanábana madura
  • 1 cucharada de miel natural de abeja o unas hojitas de stevia
  • ½ lima o limón

Preparación:

Pelamos la guanábana y la colocamos en un recipiente junto con la leche de almendras. Apretamos bien la fruta con las manos para que suelte todo el jugo. Veremos cómo se queda una pasta entre nuestras manos, la cual debemos retirarla.

También se puede hacer con una licuadora pero en ese caso hay que colarlo y quitar las semillas y la parte fibrosa de la guanábana. Después se añaden los otros ingredientes y ya está listo para tomar.