Francisco Sagasti: ¿Qué te hemos hecho, Perú?

0
116
Francisco Sagasti
Francisco Sagasti

Francisco Sagasti, presidente de la República, se hizo presente en la Comisión Sectorial que investiga el caso ‘Vacunagate‘, en el que cientos de funcionarios públicos se vacunaron irregularmente contra el COVID-19 fuera de los ensayos clínicos que el laboratorio Sinopharm hizo en el Perú.

El presidente de la República se refirió a las vacunaciones irregulares contra el COVID-19 que perpetraron varios funcionarios

Durante su inicio, el mandatario mostró su decepción por el caso y cuestionó lo que los funcionarios públicos han realizados durante estos últimos años. “¿Qué hemos hecho mal como país para ponerlo en una situación precaria?”, dijo.

Por otro lado, el jefe de Estado hizo un pedido de reflexionar este caso en materia ética. “A la crisis de salud, económica, social, política que hemos vivido en los últimos meses, se ha unido una crisis ética y moral. Desde dentro de todas las profundidades de nuestro país tenemos que buscar esa regeneración moral y ética“, agregó.

Sin embargo, abordó que pese a ser un mandato de transición, a la fecha el Perú ha pasado “a 80 mil compatriotas vacunados al día de hoy, y seguiremos avanzando a ese ritmo”.

De igual manera, el mandatario refirió que la pandemia va a demorar su culminación debido al surgimiento de variantes más complicadas pero se tiene a la vacunación como la mejor defensa. “Por eso ponemos tanto esfuerzo en esto“, aseveró.

También comentó que negociar la compra de vacunas no es nada fácil, sino algo extremadamente especializado, con cláusulas contractuales, detalles legales y técnicos que requieren de equipos expertos en materia legal y médica (por cada contrato hay un equipo de cinco personas revisándolo).

Leer también [Médicos piden que Carbone no presida comisión investigadora]

Bajo esa premisa aclaró a los gobernadores regionales que no habrá negociación descentralizada de vacunas.

Estamos en un momento crítico en la vida nacional. A la crisis de salud, económica, política y social se ha unido la crisis ética y moral. Tenemos que buscar la capacidad de regeneración moral y ética, sin la cual la recuperación económica, la paz social, la salud ni la seguridad podrán estar a disposición“, anotó.