Explosión infernal hunde más la pobre economía de Beirut

0
44
Explosión de Beirut
Explosión de Beirut

Antes de la masiva explosión de Beirut el último martes, Líbano acumulaba ya un año de desgracias que había sumido el país en una profunda crisis tanto económica como social.

Zona del puerto era una de las más habitadas y empobrecidas y ahora ni siquiera existe

La explosión de un depósito con 2.750 toneladas de nitrato de amonio almacenadas de forma insegura en la zona del puerto dejó un saldo de más de 100 muertos y el temor de que sean bastantes más. Y los heridos superaban los 4.000.

El daño y la devastación que causó a kilómetros de distancia han dejado a unas 300.000 personas sin hogar, un tercio de ciudad se ha visto afectada y las autoridades reconocen que la zona del puerto “ha dejado de existir”.

Nunca es buen momento para que el horror golpee una ciudad, pero para Beirut es difícil imaginar uno peor que éste“, afirma Rami Ruhayem, periodista de la BBC en Beirut.

No es solo que el aumento de los contagios por coronavirus haya puesto a los hospitales en dificultades para atender a los enfermos y ahora se enfrenten a la llegada de miles de heridos por la detonación.

O que cientos de personas se hayan visto desplazadas con sus hogares reducidos a cenizas en cuestión de segundos. Líbano atraviesa sus peores momentos desde la larga guerra civil que duró de 1975 a 1990.

ECONOMÍA COLAPSADA

La explosión tendrá importantes consecuencias económicas puesto que la destrucción del principal puerto del país dificultará el suministro de alimentos en el futuro. La zona del puerto era una de las más habitadas y empobrecidas de la ciudad.

Esto se suma a la crisis financiera y a la hiperinflación en el país, que pasa por su peor crisis económica desde el final de la guerra civil.

Miles de personas se han visto empujadas a la pobreza y la situación provocó en octubre las mayores protestas antigubernamentales que el país ha visto en más de una década.