En Río de Janeiro un municipio decretó el fin de la mascarilla.

0
77

Con casi 600.000 fallecidos en todo Brasil, el municipio de Duque de Caxias decretó finalizar uso de mascarillas.

El alcalde de Duque de Caxias en Río de Janeiro dispuso a la población la posibilidad de no usar la mascarilla en locales abiertos o cerrados de su localidad, aún teniendo solo al 46.8% de su población vacunada y con nuevas variantes del coronavirus.

Washintong Reis, alcalde de Caxias justificó su decisión por la cantidad de personas que están siendo vacunadas y por la considerable disminución en el número de contagios existentes en su localidad.

Sin importar, el ascenso de contagios que están existiendo por las nuevas variantes entre ellas la variante Alfa, Delta y la mutación Mu, que se detectó por primera vez en Colombia y algunos otros casos en Ecuador y Perú.

El alcalde reforzó su decisión a la disposición de la Corte Suprema que brindó total autonomía a gobiernos regionales y municipales para tomar acciones considerables frente a la pandemia.

Brasil, uno de los países más afectados por la pandemia.

Según informes oficiales del municipio de Duque de Caxias de Río de Jaineiro, el 70% de la población ha recibido la primera dosis de la vacuna y solo el 46.8% completo las dosis correspondientes, lo que expone aún más la realidad infecciosa que podría existir con más de la mitad de la población sin las vacunas completas.

El Ministerio de Salud no recomienda la liberación del uso de mascarilla, a pesar de las declaraciones del presidente Jair Bolsonaro quien no acepta la gravedad del coronavirus.

Desde el inicio del periodo de vacunación en Brasil, el 70% de la población ha recibido la primera dosis y un 45% las dosis completas, aún sabiendo que una sola dosis no tiene la misma efectividad que ambas dosis.

Con casi 600.000 fallecidos y 21,5 millones de casos confirmados, Brasil es uno de los países más perjudicados desde el inicio de la pandemia, junto con Estados Unidos y la India.