En 2022 un estudio reveló que más del 30% de la población tienen deudas elevadas

0
106
Población
Población

En general los peruanos registran deudas en el banco, por variadas razones y motivos, las personas resuelven conseguir préstamos personales para poder contar con sumas elevadas de dinero de manera rápida. Pero en algunos casos sucede que el solicitante no dispone del presupuesto suficiente para restituir a la entidad financiera.

A estas personas que por alguna razón se encuentran endeudados con cierta cantidad de dinero y le deben a un banco, se les presentan muchos interrogantes, principalmente qué dice la ley peruana al respecto de una deuda, si es posible que se vaya a la cárcel por deuda en Perú, etc.

Una encuesta realizada por Datum en julio del 2022, mostró que en el país el 31% de la población poseen deudas elevadas y no cuentan con ingresos suficientes para vivir. Este porcentaje también consideró que vivirán durante mucho tiempo endeudados. Así mismo, el informe también reveló que el 76% de peruanos se vieron en la necesidad de adquirir una deuda para enfrentar sus gastos.

Jackeline López, abogada penalista indicó, que la ley peruana no contempla la sanción de ir a prisión por no pagar una deuda en Perú. Esto es porque tenemos un derecho garantizado, el cual es la libertad y la seguridad personal. Por estos motivos, no se puede quebrantar este derecho por un incumplimiento de obligación de un pago de carácter jurídico.

Sin embargo, la norma también indica que dicho principio tiene una excepción, la única deuda que puede llevar a la pena privativa de libertad es el incumplimiento del deber alimentario. En dichos casos, el juez podría determinar una pena de entre 1 a 3 años de cárcel.

Sin embargo, aclaró López que hay ciertas penalidades que puede afrontar el deudor si la entidad bancaria inicia una acción judicial. Pero es importante saber que no todas las deudas logran un proceso legal. Los únicos casos donde puede accionarse de manera judicial es cuando el monto adeudado es elevado o cuando es un crédito hipotecario que tenga como garante un bien mueble o inmueble, como una casa.

Previo a esta demanda, se puede iniciar un proceso extrajudicial donde se negocia con el deudor. Se puede otorgar un vencimiento razonable y darle facilidades de pago para que pueda cancelar la deuda. Si luego de esto, sigue incumpliendo con la devolución del dinero, se resuelve la judicialización del caso.

El peor castigo que una persona en Perú puede recibir por estas deudas, más allá de la prisión, son sanciones como por ejemplo ser reportado en una central de riesgo, como Infocorp, de manera negativa, lo cual le crearía inconvenientes para acceder a otros préstamos en cualquier banco.

Además, agregó la experta, que una deuda se convierte en un embargo cuando hay una resolución judicial y la misma está apropiadamente producida, teniendo que estar la orden de un juez y una sentencia judicial. Aclaró también, que hay bienes que no se pueden embargar, son aquellos elementos básicos en la vida de una persona y de primera necesidad. En cambio, los que sí se pueden embargar son aquellos aptos a valorizarse.