Despiden a familia que perdió la vida luego de un accidente en su camioneta en Canta

0
577

Los restos de los intregrantes de la familia son velados en Collique

La búsqueda de los cuatro integrantes de una familia que fue denunciada como desaparecida el martes pasado, concluyó de manera trágica. La Policía halló los cadáveres de los familiares el jueves en el vehículo en el que viajaban con destino a Canta.

El automóvil estaba ubicado en lo más profundo de un abismo, específicamente en el kilómetro 9 de la carretera que conduce al distrito de Humantanga, en esa misma provincia. Al parecer, el conductor perdió el dominio del vehículo, lo que resultó en que se saliera de la carretera y se precipitara hacia el abismo. Como consecuencia, la camioneta sufrió graves daños y quedó atrapada en una quebrada del terreno.

En el incidente perdieron la vida Erika Chalco Zúñiga, de 45 años, junto con su cónyuge Olivio Guardamino Rojas, de 52 años, así como su hijo de 3 años, además de Arnaldo Guardamino, de 70 años, quien era el tío de Olivio.

Esta mañana, se llevó a cabo el velorio de los restos de los tres primeros miebros de la familia en su casa que ocupaban en Collique, ubicada en el distrito de Comas. Mientras tanto, se aguarda que la Morgue de Lima entregue el cuerpo de Arnaldo después de completar los procedimientos legales correspondientes.

También puedes leer:

Comas: policías realizan disparos al aire en velatorio

Tatiana Guardamino Chalco, la hija de la pareja de esposos que perdió la vida en el trágico accidente, comunicó la desaparición de su familia cuando perdió comunicación con ellos. Ella informó que salieron de Comas aproximadamente a las 9:55 de la mañana del lunes, con destino al cementerio de Huamantanga.

Sin embargo, su inquietud se manifestó cuando sus llamadas no obtuvieron respuesta. La última vez que tuvo algún tipo de comunicación con los desaparecidos mediante redes sociales fue alrededor de las 11:45 de la mañana de ese mismo día. Debido a esta situación, tomó la decisión de viajar a Canta.

En el día de ayer, las autoridades policiales localizaron los cadáveres de los cuatro desaparecidos. Los residentes de la comunidad colaboraron con el rescate de los cuerpos del vehículo, empleando cuerdas, poleas y camillas. Posteriormente, los cuerpos fueron trasladados a Lima.

Rolando Guardamino, el hermano de Arnaldo, informó que los cónyuges dejan a Tatiana, una joven de 20 años, y a un niño de 14 años sin padres, por lo cual solicitó asistencia a las autoridades para financiar los costos del funeral. “Yo agradecería una ayuda económica para movilizarnos, para el sepelio, para la familia que ahora queda abandonada. Es una tragedia porque los chicos están estudiando, necesitan para los gastos del hogar”, indicó.