Con trajes y logo de Sedapal iban a asaltar una farmacia

0
130
Con trajes y logo de Sedapal iban a asaltar una farmacia
Con trajes y logo de Sedapal iban a asaltar una farmacia

Con trajes de Sedapal y una camioneta 4×4 con pegatina de la misma empresa, cuatro delincuentes fueron ampayados cuando intentaron asaltar una botica del distrito de Santa Rosa. Pese a que abrieron fuego contra la policía e intentaron fugar, no llegaron muy lejos.

Delincuentes abrieron fuego contra la policía, pero igual fueron capturados

El Departamento de Investigación Criminal (Depincri) Puente Piedra ya conocían el delito que iba a cometer la banda de “Los Injertos”. Acudieron a la manzana B del lote 1 de la asociación de vivienda con el mismo nombre y solo esperaron a que lleguen los maleantes armados en la tarde del sábado.

Al notar la presencia de los uniformados, los sujetos dispararon contra el establecimiento, provocándoles daños materiales en los mostradores. Asimismo, abrieron fuego contra el personal policial para evitar que los capturen. Acto seguido, escaparon en diferentes direcciones.

Primero intervinieron a Jhon Daivi Chacano Blanco (24), alias “Chamo” por ser de nacionalidad venezolana. Entre sus pertenencias se le encontró un revólver y 11 municiones sin percutir. Además, admitió atacar el local a balazos, mas no hacer lo mismo contra los oficiales.

Leer también [Tumbes: Choque entre tráiler y mototaxi deja cuatro muertos]

Luis Miguel Contreras Eulogio (32) y Elmer Joel Molina Salazar (28), más conocidos como “Zancudo” y “Chato”, se encontraban en el vehículo de placa BFX-901. A ellos se les decomisó otra arma de fuego. Metros más adelante cayó Piero Alonso “Gordo” Montalvo Alarcón (20) con el mismo instrumento.

TIENEN REQUISITORIA Y ANTECEDENTES

Revisando sus respectivos historiales, la policía descubrió que el mayor de los malhechores registraba una requisitoria vigente por lesiones graves pedida por el Octavo Juzgado de Investigación Preparatoria de Comas. También contaba con antecedentes por hurto agravado y violencia física.

Por su parte, “Gordo” tiene denuncias por robo y hurto agravado. Los cuatro integrarían la temida banda de “Los Injertos de Santa Rosa”. Su destino final fue la comisaría de Puente Piedra donde se les investigará por los presuntos delitos contra el patrimonio y la seguridad pública.