A 25 se eleva el número de muertes por inundaciones en Kentucky en EE.UU.

0
35
inundaciones en Kentucky
inundaciones en Kentucky

Las devastadoras inundaciones registradas en Kentucky han dejado por lo menos 25 personas muertas y se espera que aumente el número de víctimas mortales, informó el último sábado el gobernador de ese estado del sur de Estados Unidos, en momentos en que rescatistas continúan buscando sobrevivientes.

Las inundaciones convirtieron muchos caminos en ríos, y algunas casas en áreas bajas quedaron casi completamente anegadas

Las lluvias torrenciales desatadas a principios de esta semana provocaron inundaciones repentinas sin precedentes en el este de Kentucky, una región muy afectada por la pobreza.

Tenemos algunas noticias difíciles para compartir desde el este de Kentucky hoy, donde todavía estamos en la fase de búsqueda y rescate. Nuestro número de muertos ha aumentado a 25 y es probable que esa cifra crezca“, señaló en su cuenta de Twitter el gobernador Andy Beshear. quien previamente había divulgado un saldo de 16 decesos.

“Para todos en el este de Kentucky, estaremos allí para ustedes hoy y en las próximas semanas, meses y años. Superaremos esto juntos”, agregó.

Leer también [¿Por qué no se construyó en América Latina una red de trenes como en Europa]

El gobernante había señalado previamente que cientos de personas habían sido rescatadas en bote desde que comenzaron las inundaciones el miércoles por la noche, mientras que los helicópteros de la Guardia Nacional llevaron a cabo docenas de rescates aéreos.

Algunas áreas del estado informaron que registraron más de 200 milímetros de lluvia en un período de 24 horas. Por ejemplo, el nivel del agua en la bifurcación norteña del río Kentucky, en la localidad de Whitesburg, rompió su récord en apenas unas horas alcanzando los siete metros.

Las inundaciones convirtieron muchos caminos en ríos, y algunas casas en áreas bajas quedaron casi completamente anegadas, con apenas sus tejados visibles.

El presidente estadounidense, Joe Biden, declaró el estado de “desastre natural” y aprobó refuerzos federales para apoyar las áreas afectadas por “tormentas, inundaciones, deslizamientos de tierra y avalanchas”.

En diciembre, decenas de violentos tornados asolaron cinco estados del centro de Estados Unidos, principalmente Kentucky, y mataron por lo menos a 79 personas.

LAS “PEORES” INUNDACIONES DE SU HISTORIA

El presidente Joe Biden declaró el estado de “desastre natural” y movilizó refuerzos federales para apoyar a las zonas afectadas por la tormenta, las inundaciones, los deslizamientos de tierra y los ríos de lodo.

Las lluvias torrenciales se abatieron sobre el este de Kentucky el miércoles por la noche, convirtiendo algunas carreteras en ríos y obligando a los habitantes a refugiarse en los tejados de sus casas mientras esperaban ayuda.

Otros quedaron atrapados por el aumento de las aguas o se vieron arrastrados cuando estaban en el interior de coches. El número de víctimas es “devastador”, declaró el gobernador Andy Beshear a CNN.

“La cantidad de kentuckianos que hemos perdido es de 15 y se espera que se duplique y ahora incluirá algunos niños”, dijo. Cientos de personas lo han perdido todo y se tardará por lo menos un año en reconstruirlo, añadió.

Los servicios de emergencia, incluida la guardia nacional, la policía y refuerzos de los estados vecinos, acuden en ayuda de las víctimas. Se han realizado unos 50 rescates aéreos y cientos desde embarcaciones, según Beshear. Pero hay tanta agua y las corrientes son tan fuertes “que no podemos llegar a todos”.

Leer también [Alarma de otra guerra de Kosovo con Serbia, luego de la de 1999]

TORNADOS

Se prevé que siga lloviendo hasta el viernes por la noche, por lo cual se mantiene la alerta por inundaciones. Con el calentamiento global inducido por el hombre, la atmósfera contiene más vapor de agua, lo que aumenta las posibilidades de fuertes lluvias, explican los científicos. Estas lluvias, asociadas a otros factores, como la urbanización del suelo, favorecen las inundaciones.

Algunas zonas de Kentucky registraron unos 20 centímetros de lluvia en 24 horas y, en algunos lugares, las aguas de los ríos subieron repentinamente varios metros y se salieron de sus cauces.

En la región de Jackson, algunos caminos se han convertido en arroyos, con coches abandonados aquí y allá. En estos pequeños valles rodeados de bosques, el agua fangosa anegaba los terrenos de los que, en algunos lugares, solo sobresalían los tejados de las viviendas y los árboles. Miles de personas siguen sin electricidad ni agua corriente. Se han abierto refugios en gimnasios, iglesias y parques.

“Son las peores inundaciones en la historia de Kentucky y vienen después de los peores tornados en la historia de Kentucky”, lamentó Andy Beshear. En diciembre, decenas de tornados asolaron cinco estados del centro de Estados Unidos, sobre todo Kentucky, con un saldo de al menos 79 muertos. Joe Biden dijo entonces que los fenómenos meteorológicos se han vuelto “más intensos” con el calentamiento global.