Terremoto de 7,5 sacude Taiwán, alerta de Tsunami activada

0
127

El epicentro del terremoto se ubicó a 25 kilómetros al sureste de la costa del condado Hualien

El impacto de un fuerte terremoto en la costa de Taiwán, cercano al sur de Japón, ha generado preocupación y advertencias por posibles tsunamis. El sismo, de magnitud 7,5 según la Agencia Meteorológica Japonesa, ha desencadenado una serie de medidas de precaución en ambas regiones.

Las autoridades japonesas, junto con las de Taiwán y Filipinas, han emitido alertas de tsunami para las zonas costeras, anticipando olas de hasta tres metros. Aunque Tokio ha reducido su alerta a un “aviso de tsunami”, se insta a la población a mantenerse alejada del mar hasta que la situación se estabilice.

El alcalde de Taipéi, Chiang Wanan, ha declarado el nivel dos de emergencia en la ciudad, desplegando equipos de respuesta y advirtiendo a los ciudadanos sobre posibles réplicas. Los informes preliminares indican el colapso de al menos dos edificios, con personas atrapadas bajo los escombros.

En Japón, las islas cercanas a Taiwán han recibido la alerta de tsunami, instando a la evacuación inmediata. Este evento se produce apenas meses después de un devastador terremoto en la prefectura de Ishikawa, que dejó más de 230 personas fallecidas y miles de viviendas destruidas.

También te podría interesar leer:

El drama entre Julián Zucchi y Yiddá Eslava continúa escalando

A pesar de ser regiones propensas a los terremotos, tanto Japón como Taiwán han implementado rigurosas normas de construcción y sofisticados sistemas de alerta para minimizar los daños. Sin embargo, eventos como el tsunami de 2011 en Japón, desencadenado por un terremoto de magnitud 9,0, demuestran la imprevisibilidad y la necesidad continua de preparación.

El desafío persiste con estructuras antiguas y vulnerables en algunas áreas, lo que subraya la importancia de la actualización y el refuerzo de la infraestructura frente a futuros eventos sísmicos. Aunque los daños materiales pueden ser mitigados, la seguridad y el bienestar de las personas continúan siendo la prioridad en situaciones de emergencia como esta.

El epicentro del terremoto se ubicó a 25 kilómetros al sureste de la costa del condado Hualien, con una profundidad de 15,5 kilómetros, según los informes del Servicio Geológico de Estados Unidos. Las autoridades están en alerta máxima, monitoreando la situación de cerca y coordinando los esfuerzos de respuesta para garantizar la seguridad de todos los afectados.