Rusia deja sin suministro de gas a Europa

0
168
Gasoducto Nord Stream
Gasoducto Nord Stream

El Kremlin rechazó este lunes que Rusia sea responsable por la suspensión indefinida del suministro de gas a Europa a través del gasoducto Nord Stream, y responsabilizó de nuevo a Occidente por considerar que son las sanciones las que impiden el funcionamiento de la infraestructura.

El Kremlin culpó a Occidente y amenaza con dejar de proveer petróleo

Vemos intentos constantes de hacernos responsables y culpables de lo que sucede, rechazamos categóricamente estos intentos e insistimos en que es justamente Occidente (…) el culpable de que la situación llegase a este punto”, afirmó en su rueda de prensa diaria el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov.

”Los problemas con el bombeo surgieron debido a las sanciones impuestas en contra de nuestro país y en contra de una serie de compañías por parte de los estados occidentales, incluyendo a Alemania y el Reino Unido. No hay otros motivos que generen problemas para el bombeo”, indicó Peskov.

Peskov señaló que “solo queda operativa una turbina y con fallas, con roturas, lo cual conduce al cese del bombeo”.

”Teniendo en cuenta que las sanciones se mantienen, que generan un desorden jurídico y práctico absoluto en todo lo relacionado con el servicio técnico de todos los equipos e instalaciones, pues por ahora solo queda confiar en que se podrá poner en marcha esa única turbina”, añadió.

El consorcio gasístico ruso anunció el viernes que suspendía completamente el flujo de gas a Europa a través de Alemania debido a una fuga de aceite encontrada en una turbina de la única estación compresora aún en funcionamiento, algo que la Unión Europea (UE) ha tachado de “falacia” y como una prueba más de que Rusia no es un suministrador fiable.

Respecto a la posibilidad de que Rusia deje de suministrar ya petróleo a Occidente tras el acuerdo del G7 para limitar los precios del crudo ruso, Peskov señaló que no se trataría de una medida preventiva.

”Siempre se tratará de una medida de respuesta”, indicó.

 

Anteriormente el viceprimer ministro ruso Alexandr Novak alertó de que en caso de que se aplicase un tope a los precios del crudo ruso, Moscú detendría los suministros de petróleo.

 

UNA MEDIDA QUE NO SORPRENDE

“Lamentablemente, el movimiento de Gazprom no es una sorpresa. El uso del gas como arma no cambiará la determinación de la UE. Aceleraremos nuestro camino hacia la independencia energética”, aseguró a su vez el presidente del Consjeo Europeo, Charles Michel.

El Ministerio de Economía alemán sostuvo por su parte que “en las últimas semanas ya hemos visto la poca fiabilidad de Rusia y hemos continuado de forma inquebrantable y consecuente con nuestras medidas para reforzar la independencia” de la energía rusa.

Los almacenes de gas de la UE han superado ya un nivel de llenado del 80 %, el umbral que se había fijado el bloque para garantizarse cierto nivel de suministro en otoño e invierno, en especial si Rusia detiene totalmente sus entregas, como en efecto ha ocurrido.

El comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, aseguró hoy que la UE “está preparada” para la interrupción del gas ruso, pero que espera que Rusia respete sus contratos.

Leer también [Rusia realiza maniobras militares con China y otros países aliados]

ZELENSKY ADVIRTIÓ QUE RUSIA PREPARA UN GOLPE DECISIVO

El presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, había advertido el sábado de que Rusia estaba preparando un “golpe decisivo” en la ofensiva energética en la que ha suspendido sus envíos de gas a través del gasoducto Nord Stream 1.

“Rusia quiere destruir la vida normal de todos los europeos, en todos los países de nuestro continente” con el objetivo de debilitar e intimidar a los países europeos, ha argumentado.

En lugar de carros de combate y misiles, Rusia utiliza la energía como un arma, ha aseverado, y prepara para este invierno un “golpe decisivo” en el sector energético.

Para Zelensky, solo una mayor cohesión podría combatir esta estrategia, coordinando mejor su respuesta y ayudándose más mutuamente. Además, ha argumentado, es necesario incrementar la presión sobre Rusia para reducir sus ingresos por petróleo y gas.