Rafael Vela sostiene que fue víctima de engaño

0
340
Rafael Vela sostiene que fue víctima de engaño
Rafael Vela sostiene que fue víctima de engaño

El coordinador de las fiscalías encargadas de investigaciones cruciales sobre corrupción y criminalidad ha sido destituido de su cargo por un periodo de 8 meses y 15 días

El fiscal Rafael Vela, líder de investigaciones cruciales relacionadas con la corrupción y criminalidad, como el caso Lava Jato que involucra a políticos como Keiko Fujimori, el financiamiento de la campaña de Perú Libre que afecta a la presidenta Dina Boluarte, presuntos lavados de activos que implican al alcalde de Lima Rafael López Aliaga, al empresario Erasmo Wong y al exfinancista de Fuerza Popular Joaquín Ramírez, así como el caso Sodalicio, entre otros, ha sido apartado de su cargo durante ocho meses y medio sin sueldo. Esta decisión fue tomada por una autoridad cuestionada dentro del círculo cercano de la fiscal de la Nación, Patricia Benavides.

De manera significativa y quizás con un tono amenazante que recuerda a las tácticas de las mafias, la suspensión fue comunicada a Vela mientras Benavides, en su presencia, pronunciaba un discurso hostil hacia fiscales a quienes acusaba de desleales, según relata el afectado.

“Dijo de todo, dijo que los fiscales habían actuado con traición contra ella, que los fiscales habían actuado de manera desleal contra ella. (…) En ese momento revisé mi correo electrónico y era exactamente el mismo momento que estaba siendo notificado (de la suspensión). No tengo ninguna duda de que existe una sincronización también que para mí es evidente dentro de lo que significa la materialización de este abuso”, relató Vela en Canal N.

La suspensión del fiscal se confirmó después de que la Autoridad Nacional de Control del Ministerio Público ratificara la sanción impuesta en primera instancia. A pesar de que Rafael Vela había apelado dicha decisión, la segunda instancia, liderada por el jefe de esa entidad, Antonio Fernández Jerí, rechazó las pretensiones del fiscal.

Con la salida de Vela, se afecta al equipo especial Lava Jato y a las Fiscalías Especializadas en Lavado de Activos y Pérdida de Dominio que él supervisaba. Este vacío deja sin liderazgo a los encargados de avanzar en casos clave que involucran a expresidentes como Alejandro Toledo, Ollanta Humala, Pedro Pablo Kuczynski, Martín Vizcarra, la exalcaldesa de Lima Susana Villarán, y a líderes políticos como Keiko Fujimori, Vladimir Cerrón, López Aliaga, e incluso a la presidenta Boluarte.

Desde la primera instancia, Rafael Vela había señalado preocupantes irregularidades. El fiscal encargado de su suspensión había comenzado a trabajar en la Autoridad de Control apenas un día antes, siendo nombrado por Patricia Benavides. Además, el argumento para la suspensión era frágil: se cuestionaba a Vela por haber criticado una decisión de una jueza sobre Keiko Fujimori, algo que había ocurrido cuatro años atrás.

Frente a esta situación, Vela presentó una apelación y se reunió con Benavides, quien en ese momento le expresó su respaldo. En la actualidad, el fiscal suspendido sostiene que fue víctima de un engaño.

“Contaba siempre con un apoyo falso de la fiscal de la Nación. (…) Yo converso con ella y le pregunto si tengo su respaldo, su apoyo, y ella me dice que sí, que salga a defenderme”, acotó.

“El silencio ante el abuso es un silencio cómplice de lo que han venido realizando el señor Fernández Jerí y todos los fiscales que están dentro de su liderazgo. (…) Ha sido un silencio de desprotección a un subordinado que tenía un cargo de confianza con ella. Por tanto, ese respaldo fue falso”, adujo Vela.

El fiscal suspendido afirmó que Patricia Benavides y Antonio Fernández Jerí actúan como instrumentos de algunos de los investigados que buscan su destitución con el objetivo de obtener impunidad.

“Considero que los órganos que han ejecutado esta sanción disciplinaria abusiva injusta son los instrumentos de múltiples personajes que pueden estar dentro de este tramado”, alegó.

Además, reveló que Benavides anticipó su participación en el evento en el que pronunció su discurso, y posteriormente hizo que los fiscales presentes firmaran un documento de respaldo hacia ella, comparándolo con el acta de sujeción que en los años 90 el entonces influyente asesor gubernamental Vladimiro Montesinos hizo firmar a los mandos militares.

“Estamos volviendo a los 90. No solo se trata de la toma de las instituciones que deben ser autónomas, sino estamos en campañas mediáticas que evocan a la prensa chicha”, describió Vela.

Te puede interesar:

Minimiza denuncia en su contra por agresión

Fernández Jerí, quien ocupa el cargo de jefe de la Autoridad de Control y ha sido señalado por Vela como el orquestador de un golpe arbitrario, fue designado en su posición a pesar de enfrentar serias controversias.

Entre ellas, una denuncia por presunta intermediación, por la cual habría intervenido a favor del ex fiscal de la Nación José Peláez Bardales con el fin de influir en el caso del asesinato del vicepresidente del Gobierno de Amazonas a cambio de 80,000 soles. Además, se le investiga por haber sido abogado de un juez en esa región en relación a un caso similar a “Cuellos Blancos”.

Comentarios

Carlos Basombrío, exministro del Interior

“Muy grave decapitar el equipo especial Lava Jato sacando a su jefe Rafael Vela por declaraciones de hace tres años, justo cuando están en curso juicios contra Ollanta, Toledo y Keiko. Y más: quieren sacar a Marita Barreto”.

César Muñoz, human Rights Watch

“La suspensión arbitraria del fiscal Rafael Vela es un golpe muy duro contra el combate a la corrupción al más alto nivel. Beneficia a malversadores y a mafias infiltradas en el poder político. Socava el Estado de derecho”.