Perú alcanza hitos clave en la protección de la selva tropical amazónica

0
492
Selva tropical amazónica
Selva tropical amazónica

Perú ha intensificado sus esfuerzos para reducir la deforestación en la Amazonía a través de la importante alianza internacional bajo la Declaracion Conjunta de Intención (DCI) con Noruega, Alemania, Reino Unido y los EE. UU como observador. Un progreso importante se ha obtenido, tanto con la expansión de áreas protegidas como con las reservas indígenas y con la implementación de importantes instrumentos de política y monitoreo.

Un progreso importante se ha obtenido, tanto con la expansión de áreas protegidas como con las reservas indígenas

En ese contexto, Noruega ha anunciado una inversión de $/ 10 000 000 en nuestro país como parte de este acuerdo, que permite alcanzar los hitos, condicionado al diseño y puesta en marcha del mecanismo financieros para REDD+.

“La Declaración Conjunta de Intención ha sido una cooperación fructífera para detener la deforestación por lo que saludamos el anuncio de una nueva transferencia de USD 10 millones con el fin de apoyar la implementación de nuestras metas nacionales en relación a la reducción de la deforestación”, sostuvo Rubén Ramírez, ministro del Ambiente de Perú.

Al respecto, el presidente peruano Pedro Castillo anunció recientemente que su gobierno declarará una emergencia climática nacional, como parte del compromiso y esfuerzo del país frente al calentamiento global. Asimismo, ratificó el compromiso de hacer del Perú un país carbono neutral para el 2050 y reducir los GEI en un 40 % para el 2030.

Saludamos el progreso logrado hasta ahora en el marco de la DCI y el reconocimiento del papel de los pueblos indígenas y las comunidades locales en la gestión forestal sostenible. El Perú es un socio importante en la preservación de la naturaleza y los bosques y esto es una prioridad para nuestra presidencia de la COP26”, dijo Lord Goldsmith, ministro del Reino Unido para el Pacífico y el Medio Ambiente de la Oficina de Relaciones Exteriores, Commonwealth y Desarrollo (FCDO) y el Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales (Defra)

Perú tiene el cuarto bosque tropical más grande del mundo (casi el doble del tamaño de Alemania). Aunque los bosques peruanos son reservas gigantes de carbono, se enfrentan a grandes amenazas. En los últimos años, Perú ha tomado importantes medidas para reducir las emisiones del sector forestal y del uso de la tierra, incluso mediante la expansión de áreas naturales protegidas y reservas indígenas, y tomando medidas enérgicas contra la tala ilegal y la minería en la Amazonía.

Felicito a Perú por los importantes logros alcanzados hasta ahora en nuestra DCI y también por el reconocimiento del gobierno del presidente Castillo del rol que juegan los pueblos indígenas y las comunidades locales en la protección de la biodiversidad y el clima. Llega en el momento adecuado. Espero continuar con nuestra colaboración y seguir trabajando hacia la reducción de la deforestación en la Amazonía peruana”, dijo Svenja Schulze, ministra Federal de Medio Ambiente, Conservación de la Naturaleza y Seguridad Nuclear de Alemania.

El gobierno alemán ha comprometido un total de € 210 000 000 para diferentes proyectos bajo la ventanilla de la Iniciativa Internacional para el clima (IKI), que contribuyen a los objetivos de la DCI. Gran parte de estos compromisos ya se han entregado a través de diversos proponentes. Como socio de Perú, desde hace mucho tiempo, Alemania continuará apoyando a la DCI y está lista para ir más allá en el desarrollo de la significativa cooperación con Perú.

Le puede interesar [CTS: ¿Qué deben tener en cuenta los trabajadores sobre este pago?]

Espen Barth Eide, ministro de Clima y Medio Ambiente de Noruega, enfatizó que “el presidente Castillo demuestra un compromiso impresionante para combatir al cambio climático y proteger los bosques y la biodiversidad de Perú. Noruega se enorgullece de apoyar a Perú, junto con Alemania, el Reino Unido y los Estados Unidos, en los esfuerzos para detener la pérdida de bosques para el 2030”.

Como parte de la alianza climática y forestal con Noruega, Alemania, el Reino Unido y los EE. UU., Perú recibirá $ 10 000 000 por los hitos de política logrados entre 2018 y 2020 de las Fases I y II de la DCI. Esto se efectivizará cuando los socios hayan acordado el mecanismo financiero; asimismo, este monto anunciado es parte del compromiso total de Noruega de más de $ 200 000 000 (1800 millones de NOK), de los cuales, la mayor parte será destinada para la Fase III por reducciones de emisiones derivadas de la reducción de la deforestación y por promover medios de vida sostenibles para los pueblos indígenas y las comunidades locales en la Amazonía.

Hasta la fecha, en el marco de la DCI se ha logrado la titulación de 1 900 000 hectáreas de comunidades nativas que conservan bosques. Además, en julio pasado, se establecieron las reservas Yavarí Tapiche y Kakataibo Norte y Sur para Pueblos Indigenas en Aislamiento Voluntario o Contacto Inicial (PIAVC), que cubre un área de más de 1 000 000 de hectáreas (equivalente al tamaño de Jamaica). Además, se ha establecido un ambicioso programa que brinda a las comunidades indígenas oportunidades para realizar actividades productivas a través de las Transferencias Directas Condicionadas (TDC), que conduce el Programa Nacional de Conservación de bosques para la mitigación del Cambio Climático del Ministerio del Ambiente.

 

Resultados importantes

En los últimos años, Perú ha dado pasos importantes para reducir la deforestación y enfrentar la crisis climática. Algunos ejemplos importantes son:

  • Se han establecido las reservas Yavarí Tapiche y Kakataibo Norte y Sur. El área total de ambas se expande a más de 1 000 000 de hectáreas.
  • Se ha establecido un nuevo e impresionante parque nacional en 2015 en la selva amazónica de Perú y a lo largo de la frontera con Brasil: la Sierra del Divisor. Este se extiende por 1 300 000 hectáreas de bosque en gran parte primario y contiene un hábitat de vida silvestre único y comunidades indígenas aisladas.
  • Mediante el Programa Nacional de Conservación de Bosques, se han firmado acuerdos de conservación de bosques con comunidades indígenas, que abarcan 2 900 000 hectáreas.
  • Se han titulado comunidades nativas, cuyos territorios abarcan más de 1 900 000 hectáreas. Estos pueblos juegan un papel importante en la protección de los bosques del Perú y tienen un rol activo en la implementación de la DCI.
  • Se han otorgado derechos sobre más de 5 600 000 hectáreas de bosques, bajo diferentes modalidades; por ejemplo, mediante el establecimiento de nuevas áreas naturales protegidas y áreas de conservación regional. Perú también avanzó en el establecimiento de un sistema catastral público de títulos de comunidades nativas y en la implementación de políticas de zonificación, ordenamiento forestal y asignación de derechos sobre los recursos forestales.
  • Se ha incrementado la ambición de reducir las emisiones de GEI, en concordancia con el Acuerdo de París en diciembre de 2020.