Los celos motivaron la separación entre Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa

0
117
Mario Vargas Llosa e Isabel Preysler
Mario Vargas Llosa e Isabel Preysler

El ultimo miércoles la portada de la revista ¡Hola! sorprendió a sus lectores con la noticia de que Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa decidieron poner punto final a su relación de manera definitiva.

Luego de casi ocho años de romance, la pareja no ha podido salvar su amor tras vivir una crisis sentimental que ha llevado al premio Nobel de Literatura a abandonar el domicilio de la socialité y comenzar a hacer vidas por separado.

Aunque Preysler no quiso abordar los detalles de la ruptura, una fuente de la publicación asegura que los celos infundados y las discusiones han sido el principal motivo para que ambos decidieran separarse.

“No quiero dar ninguna declaración más y agradezco a los amigos y medios de comunicación que nos ayuden en esta decisión”, fueron las palabras de la madre de Enrique Iglesias a la revista española.

Ya se había hablado de una crisis sentimental a mediados de diciembre, pero ambos se mantuvieron en silencio. De hecho, hace unos días fueron captados en una fiesta en el prestigioso Hotel Mandarín Oriental Ritz de Madrid, un evento al que no dudaron en asistir, pero de forma separada.

Leer también [Perú Libre descarta la Asamblea Constituyente]

Sin embargo, en diciembre no fue la primera vez que Mario “abandonaba la casa”, indica el artículo de ¡Hola! Ya había sucedido en una ocasión antes por la misma causa, y que esta actitud sea recurrente es lo que ha convencido a Isabel de que no merece la pena seguir apostando por una relación sin futuro que a los dos los hace infelices”.

En la entrevista, Preysler también aclara que el motivo de esta separación no han sido por terceras personas, sino que ambos han perdido, poco a poco, la ilusión del principio“.

Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa habían conformado una de las parejas más mediáticas de la prensa, sobre todo porque al momento de oficializar su relación, en 2015, el premio Nobel seguía casado con Patricia Llosa, su prima, y con quien había celebrado hacía poco las bodas de oro de su matrimonio.