Lo arrestaron de jovencito y logró salir 68 años después

0
116
Joe Ligon

Joe Ligon tiene 83 años y acaba de salir de prisión desde que fue arrestado en febrero de 1953, cuando tenía 15, por estar implicado en robo con asesinato. Se considera como el menor condenado a cadena perpetua más longevo de Estados Unidos y ahora debe reinsertarse en la sociedad.

Se considera como el menor condenado a cadena perpetua más longevo de Estados Unidos y ahora debe reinsertarse en la sociedad

El entonces menor de edad se declaró culpable por cargos de asalto y apuñalamiento en el estado de Filadelfia junto con otros cuatro adolescentes. Producto del ataque, dos personas, identificadas como Charles Pitts y Jackson Hamm, fallecieron y otras seis resultaron heridas.

Tras quedar detenido y pasar por una audiencia de culpabilidad, se le atribuyó dos delitos de asesinato en primer grado. El jovencito confesó que al menos apuñaló a una de las ocho personas, pero su abogado Bradley Bridge reveló que este le dijo que en realidad no había matado a nadie.

“El niño que cometió esos delitos ya no existe. La persona que salió de prisión en 2021 tiene 83 años. Ha crecido, cambiado y ya no es una amenaza… Él ha retribuido ampliamente a la sociedad por el daño y los perjuicios que causó. Y ahora, es apropiado que pase los últimos años de su vida en libertad”, explicó.

La travesía para dejar la prisión fue muy larga. En 1970, el gobernador de Pensilvania les dio la opción de obtener un indulto. Los demás aceptaron inmediatamente la propuesta por la autoridad. Por su parte, Joe la rechazó porque eso significaba estar en libertad condicional.

No fue la única oferta que le brindaron

Un fallo de la Corte Suprema de Estados Unidos permitió que Ligon pueda salir de la cárcel en 2017. Sin embargo, no la aceptó por el mismo motivo, pues consideraba que tenía que salir libre en todo sentido. Asimismo, en 2016 también se le dio la misma oportunidad, a la cual tuvo la misma respuesta.

Esta se debió a la decisión de aplicarse retroactivamente el caso Miller contra Alabama. De esta manera se le volvió a condenar de 35 años tras las rejas a cadena perpetua. Debido a que había estado en un centro penitenciario por más de 60 años se le dio la opción de libertad condicional.

La junta estatal de libertad condicional presumiblemente lo habría puesto en libertad. Pero, con la condición de que estuviera bajo su supervisión por el resto de su vida… Él eligió no buscar la libertad condicional bajo esos términos”, sostuvo Bridge, representante del hombre desde hace 15 años.

Conforme argumentó el letrado en la última instancia, consideró inconstitucional la medida extrema por un crimen que su cliente cometió cuando era un menor de edad. Llevó el caso a la corte federal luego de una audiencia fallida en la corte de apelaciones intermedia de Pensilvania.

Esta última se llevó a cabo en noviembre de 2020 y el especialista pudo ganarla. Joe recibió finalmente su libertad bajo sus propios términos en 2021 y ya se encuentra en un mundo totalmente nuevo donde reina la tecnología y sufrimos la pandemia de la COVID-19 por todos lados.

No está solo para afrontar la transición

Quien está detrás de exrecluso es John Pace, actual coordinador del Proyecto de Sentencia y Reingreso de Jóvenes. Él pisó la prisión a los 17 años por agredir a un hombre. Lo sentenciaron a 31 años y al salir se chocó el proceso, por ello busca ayudar a los demás en situación similares.

Gracias a su trabajo pudo conseguirle una vivienda mediante una atención domiciliaria. Ligón está viviendo con una familia de Filadelfia y hasta el momento se desempeña de maravilla. El objetivo es que viva tranquilo realizando distintas actividades para descubrir más sobre este mundo.

Tengo muchas ganas de complacer a la gente y ayudar a las personas de la forma en que me están ayudando a mí… Conocer a algunos de la generación más joven, a algunos de los mayores y a algunos de los periodistas… para compartir algo de mi historia”, expresó Joe describiendo como “hermoso” el hecho de estar libre.