Incendio forestal consume 600 hectáreas de pastizales en Cusco

0
218
Incendio forestal consume 600 hectáreas de pastizales en Cusco
Incendio forestal consume 600 hectáreas de pastizales en Cusco

En Ocobamba, la comunidad sufre una grave pérdida debido a que el fuego ha consumido 5,800 árboles de pino y eucalipto

La Oficina de Gestión de Riesgo de Desastres de Cusco confirmó que un voraz incendio forestal en el distrito de Maranganí, en la provincia cusqueña de Canchis, ha destruido al menos 607 hectáreas de pastizales y bosques de pino y eucalipto.

En la comunidad de Ocobamba, se registró uno de los primeros incendios de considerable magnitud de la temporada de sequía. El pasado jueves, pobladores, efectivos de la policía, bomberos y miembros de serenazgo lograron controlarlo.

Tras llevar a cabo una evaluación de los daños y un análisis de las necesidades, la Oficina de Gestión de Riesgos del Distrito de Maranganí informó que se estima una pérdida total de 607 hectáreas de cobertura vegetal, así como de 5,800 árboles, principalmente pinos y eucaliptos. Además, los residentes se vieron afectados adversamente por la presencia de humo y cenizas en el ambiente.

La autoridad edilicia, representantes comunales, el grupo de trabajo de la plataforma de Defensa Civil y Gestión de Riesgo de Desastres, junto con la subprefectura, fueron abastecidos por el gobierno regional con herramientas como ‘matafuegos’, rastrillos y palas forestales, entre otras, para combatir el fuego.

“Afortunadamente no hubo daños personales”, anunciaron las autoridades.

Las autoridades policiales del distrito han iniciado una exhaustiva investigación con el propósito de identificar a los individuos responsables del incendio, el cual resultó en considerables pérdidas materiales.

Mientras un grupo de autoridades se encontraba trabajando en la zona de Maranganí, otro equipo realizaba labores en las faldas del cerro Jururo, específicamente en el sector alto Pichasani de Sicuani, provincia de Canchis, con el objetivo de controlar otro incendio forestal.

Aparentemente, el incendio fue iniciado por un residente local, sin embargo, gracias a los esfuerzos conjuntos de brigadas de serenos, policías, bomberos y residentes, se logró contener y extinguir el fuego a tiempo, a pesar de las desafiantes corrientes de viento. Todos ellos se movilizaron hacia el área afectada, incluso portando extintores, para hacer frente a la emergencia.

Leer también:

¿Se acerca el fenómeno La Niña a Perú?