Detectan tres casos de linaje descendiente BA.2 de Variante Ómicron

0
279
Ómicron
Ómicron

El equipo de Vigilancia Genómica del Instituto Nacional de Salud (INS) del Ministerio de Salud (MINSA), encargado de la secuenciación y análisis genómico de SARS-CoV-2 en el Perú, ha detectado la presencia del sublinaje BA.2 de la Variante de Preocupación Ómicron.

Contagiados no habrían recibido ninguna dosis de vacuna contra la COVID-19

Cómo producto de la vigilancia genómica que realiza el INS, el 11 de febrero se identificaron por primera vez dos casos correspondientes al linaje descendiente BA.2. Ambos pacientes son familiares (madre de 91 años e hijo de 61), procedentes de Lima Este. Ninguno de los dos había recibido ninguna dosis de vacuna contra la COVID-19, sin embargo, no han requerido hospitalización y vienen siendo monitoreados en su domicilio.

Adicionalmente, la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH) también ha reportado un caso identificado por su laboratorio, sumando 3 casos del linaje descendiente BA.2.

A la fecha, en el mundo, se reconocen 4 linajes descendientes de Òmicron, denominados BA.1, BA.1.1, BA.2 y BA.3; de los cuales BA.1 es hasta el momento el más frecuente en la base de datos internacional GISAID (https://www.epicov.org/).

En cuanto al linaje descendiente BA.2, su presencia se ha incrementado rápidamente en muchos países europeos y se piensa que podría reemplazar gradualmente a los otros linajes descendientes, puesto que se considera ligeramente más transmisible que el linaje original de Ómicron.

En el Perú se han secuenciado 1550 genomas de ómicron desde su detección en el país a mediados de diciembre de 2021; de los cuales la gran mayoría corresponde a BA.1. Hasta el momento, en Sudamérica, BA.2 está presente en Brasil, Chile, Argentina, Colombia y Perú, aunque todavía con baja representatividad (8, 3, 2, 2 y 2 genomas respectivamente).

Leer también [Bienestar emocional: Adolescentes se encuentran afectados por pandemia]

Al momento, se desconoce si BA.2 representaría un problema para los sistemas de salud pública en el mundo. Aparte de su mayor transmisibilidad, no existe evidencia que esté asociado a más hospitalizaciones, muertes, o mayor escape inmune comparado con la variante Ómicron original.

Seguiremos monitorizando el comportamiento de las variantes virales y su repercusión epidemiológica. Hacemos un llamado a la población a continuar cumpliendo con las medidas preventivas del virus y completar sus esquemas de vacunación contra la COVID-19.