APROPO: ¿Cualquiera puede ser o convertirse en una “persona tóxica”?

0
112

En la actualidad se ha popularizado el concepto de “personas tóxicas” y es muy frecuente escucharlo entre los jóvenes, para hacer referencia a todas las personas cuyo estilo de relacionarse con su entorno resulta dañino para los demás, ya sea porque recurren a la manipulación emocional, son excesivamente críticos, desgastan, intimidan, cosifican al otro, lo culpabilizan o tienen actitudes egocéntricas y narcisistas.

Según refiere, Emerson Samuel Yancul Ortiz, especialista en Sexualidad y Salud reproductiva de APROPO, el término “Tóxico” se utiliza porque automáticamente lo relacionamos con algo dañino. Sin embargo, actualmente suele ser atribuido a las mujeres que celan excesivamente a su pareja y quieren controlar todo a su alrededor.

«El principal inconveniente con esto, es que todos podemos llegar a ser personas tóxicas en ciertas circunstancias, nadie está a salvo de este tipo de comportamiento. Es importante desmitificar la creencia de que es algo que únicamente se ve en mujeres o en relaciones de pareja, pues te puedes topar con este tipo de personas en cualquier lugar: en el trabajo, en tu círculo social o incluso en la familia. Además, los hombres también pueden ser “Tóxicos”, ya que podrían llegar a producir emociones negativas en su pareja, mostrar un mal comportamiento con la misma e incluso generales sentimientos de culpabilidad sin razón aparente, lo cual irá minimizando la autoestima de su esta». señala Yancul.

Por eso, si bien es cierto que en algunos casos no queda más remedio que alejarse de estos contextos para proteger nuestro equilibrio psicológico, no es menos cierto que también podemos tratar de buscar un cambio en la persona, apoyándola y buscando que vea las consecuencias de sus acciones y que así intente corregir estos comportamientos. Sin embargo, siempre debemos poner nuestra salud mental primero, por lo que el cambio dependerá de la persona y si nos sentimos desgastados por esta relación lo recomendado es salir de ella.

PARA TOMAR EN CUENTA

Algo que debemos tratar de tener en cuenta con las personas tóxicas, sean hombres o mujeres, son sus características comportamentales. Este tipo de personas poseen la capacidad de manipular, limitar las acciones y el desarrollo personal de los demás, además de provocarles emociones negativas continuamente.

Otras características comunes en este tipo de personas son las siguientes:

1- Suelen ser muy negativos.
2- La envidia se encuentra fuertemente presente.
3- Suelen ser personas egocéntricas.
4- No muestran autocrítica.
5- Constantemente suelen ser manipuladores.
6- Se muestran arrogantes y prepotentes.
7- Suelen mostrarse como víctimas.
8- Son infieles.
9- Suelen tergiversar la realidad y mentir.

Estas características de comportamiento pueden mostrar que en las personas toxicas no existe una madurez emocional adecuada para establecer relaciones, ya que muestran inseguridad y egoísmo, necesitan estar cerca de otra persona, (en este caso su víctima) para iniciar una relación absorbente que les permita descargar sus frustraciones.

«Si luego de estar con alguien nos sentimos estresados, frustrados o sentimos alivio cuando no está cerca, puede ser indicador que estamos ante la presencia de una persona tóxica para nosotros y eso es señal de alerta. El poder identificar tempranamente la toxicidad en una de nuestras relaciones (laboral, personal y familiar) nos permite alejarnos de la misma, para esto se recomienda cortarla de la mejor manera posible, hablando sobre lo que nos molesta de forma abierta y asertiva, marcando nuestros límites y si no se puede en buenos términos, no dudar en alejarnos de su círculo de influencia sin dar ninguna explicación», agrega el especialista.

CONSEJOS A SEGUIR

Entonces, es necesario estar atento a como poder actuar ante una persona tóxica, para evitar caer en sus redes y estar fuera de su control. Para esto podemos seguir los siguientes consejos:

1- Marca tus propios límites y aprende a decir que no.
2- Recuerda que el problema lo tiene él o ella, no es porque tenga algo personal contra ti, sino que es su personalidad.
3- Evita que te contagie su actitud negativa.
4- Ser asertivos para expresar lo que piensas.
5- Evita adoptar una actitud similar a la suya.
6- Aléjate.

Si bien es cierto que algunas relaciones no las podemos escoger, como por ejemplo la familia, si podemos definir el modo en el que nos relacionamos, cuánto contacto o relación queremos tener con nuestro entorno.

Es importante recordar que si te encuentras en una situación similar que te genere conflictos y que no seas capaz de abordar, es ideal acudir a un profesional o psicólogo cuanto antes y así poder evitar futuros inconvenientes o escenarios incómodos.

Sobre el tema, las personas que desean recibir orientación pueden consultar al servicio gratuito “SOS: Mejor si lo sabes” de APROPO, al 204 – 5300 (Lima) o al 0800-70-626 (llamada gratuita desde provincia). También a través del WhatsApp 987 960 760, vía chat web en www.sosorienta.pe o Messenger en la página de Facebook SOS Perú.