‘La gata’ de la muerte

‘La gata’ de la muerte

Joven de 22 años asesina a balazos a dos hombres en menos de 24 horas: a uno por piropearla, a otro, un cocinero de chifa, por servirle poco

Shirley Leslie Silva Padilla es un ejemplo contundente de la degradación humana. A sus cortos 22 años, asesinó a dos hombres a balazos a sangre fría y sin mostrar una pizca de remordimiento.
Es un caso sorprendente, incluso para los policías, acostumbrados a lidiar con delincuentes de todo tipo y calaña.

El hecho resultó un poco confuso al inicio. En la madrugada de ayer, Shirley Silva, alias “La gata”, apodada así por el uso de lentes de contacto, había asesinado a Diego Allens Marticorena Chombo, un joven DJ de 21 años. El cometió el error de asediarla con un piropo, al parecer subido de tono. Allí se inició una discusión y la respuesta final de “La gata” fueron dos balazos a la altura del pecho de su víctima.

En ese momento, la mujer bebía licor con su acompañante Francisco Alhuay Aponte (30), en el asentamiento humano Mariscal Uzuriaga, en San Juan de Lurigancho.
El disparo se hizo con una pistola que luego se comprobó fue robada el día anterior.

Sin remordimiento

Por increíble que parezca, la joven y su acompañante no se escondieron sino por el contrario fueron a comer. Es así que llegaron hasta el chifa de Freddy Marcas Elías (28), ubicado en la cuadra cuatro de la Avenida Santa Rosa, en el mismo distrito.

Allí pidieron dos platos de arroz chaufa y poco después reclamaron al dueño el mal sabor del plato y que además no tenía pollo. Fue en ese momento, que Freddy Marcas sale de la cocina y les exige que paguen la cuenta. La respuesta de “La gata”, fue la misma que utilizó con Diego Marticorena: le disparó en la cabeza.

Luego la pareja salió del local como si nada hubiera pasado se dirigieron en una mototaxi hacia un hostal cercano.
Aun herido, Freddy Marcas fue trasladado al hospital de Canto Grande, donde falleció.
Horas después el remordimiento se apoderó de Alhuay Carrillo y decidió delatar a “La gata” ante la policía que la capturó durmiendo en el hostal.
Cabe destacar que el sujeto tiene antecedentes por robo agravado y un ingreso al penal en el 2005.

Ya detenida la pareja fue trasladada a la sede policial de la Divincri San Juan De Lurigancho-1 para confesar su crimen y contar con detalles el reguero de sangre que dejó a su paso.

NOTICIAS SIMILARES

Tragedia deja un muerto en la Panamericana Norte

‘Gringasho’ se queda en Lima