Súper triunfo para jubilados de las leyes 19990 y 20530

Súper triunfo para jubilados de las leyes 19990 y 20530

Conozca por qué el Poder Judicial hace historia con nueva sentencia

Para quienes (especialmente la Oficina de Normalización Previsional – ONP) argumentaban que los reclamos y demandas de los jubilados no debían ser vistas porque se había vencido el plazo, es decir, por haber prescrito o caducado las fechas para realizarlo, les podemos decir que estaban equivocados.

La Casación Nº 7665-2015, dictada en la ciudad de Moquegua por la Primera Sala de Derecho Constitucional y Social Transitoria de la Corte Suprema de Justicia, debe ser considerado un súper triunfo para los pensionistas de los regímenes, como por ejemplo de las Leyes 19990 y 20530, porque les da la razón para iniciar en cualquier momento, sin fechas límites, un procedimiento administrativo o proceso judicial para solicitar una pronta jubilación, un aumento o un beneficio previsional.

“Las afectaciones en materia pensionaria tienen la calidad de una vulneración continuada, pues tienen lugar mes a mes, motivo por el cual no existe posibilidad de rechazar reclamos, recursos o demandas que versen sobre materia previsional, argumentando el vencimiento de plazos prescriptorios o de caducidad”, es la conclusión a la que llega la Sala de la Corte Suprema. De esta manera, el Poder Judicial, respecto a la excepción de prescripción y excepción de caducidad, comparte el criterio establecido por el Tribunal Constitucional en el Expediente Nº 1417-2005-AA/TC, el mismo que constituye precedente vinculante, donde ha dejado sentado en su fundamento 59 lo siguiente: “Todos los poderes públicos, incluida la Administración Pública, deberán tener presente, tal como lo ha precisado este Colegiado de manera uniforme y constante —en criterio que mutatis mutandis es aplicable a cualquier proceso judicial o procedimiento administrativo que prevea plazos de prescripción o caducidad— que las afectaciones en materia pensionaria tienen la calidad de una vulneración continuada, pues tienen lugar mes a mes, motivo por el cual no existe posibilidad de rechazar reclamos, recursos o demandas que versen sobre materia previsional, argumentando el vencimiento de plazos prescriptorios o de caducidad.

En tal sentido, la Corte Suprema dictamina que, en los casos de demandas contencioso administrativas que versen sobre materia pensionaria, el Juez se encuentra en la obligación de considerar el inicio del cómputo de los plazos de caducidad previstos en el artículo 17º de la Ley Nº 27584, a partir del mes inmediatamente anterior a aquel en que es presentada la demanda, lo que equivale a decir, que en ningún caso, podrá declararse la improcedencia de tales demandas por el supuesto cumplimiento del plazo de caducidad.

NOTICIAS SIMILARES