Fernando de Szyszlo: El artista plástico peruano del siglo XX

Fernando de Szyszlo: El artista plástico peruano del siglo XX

Fallecido pintor y escultor tomó la tradición prehispánica y la vertió en el modernismo

Fernando de Szyszlo falleció este lunes 10, a los 92 años de edad, junto a su esposa Liliana Yábar, en un trágico accidente en su residencia de San Isidro. El pintor, es sin duda, una de las personas más trascendentes del siglo XX de nuestro país. Fue uno de los fundadores de la Agrupación Espacio, la primera plataforma de la abstracción peruana, y uno de los miembros del comité de redacción de la revista “Las Moradas”, dirigida por Emilio Adolfo Westphalen.

De Szyszlo se rodeó de las mentes más brillantes de nuestro país, como Xavier Abril, José María Arguedas, Jorge Eduardo Eielson, César Moro, Javier Sologuren, Sebastián Salazar Bondy, Mario Vargas Llosa. En 1949 se casó con Blanva Varela, poeta peruana, y marchan a París, donde residieron hasta 1955. En Francia frecuentan con André Breton, Julio Ramón Ribeyro, Julio Cortázar y Octavio Paz, éste último lo marcó políticamente.

La pintura de Szyszlo, y también su escultura, se inscriben en la tradición prehispánica. Ecos de la arquitectura, de la cerámica, de las telas incas, inclusive sus cuadros a veces los titulaba en quechua, huellas del paisaje americana, sobre todo del desierto del Sur del Perú. Sin embargo, no había ni un ápice del viejo indigenismo, sino más bien del modernismo.

El pintor se divorcia de su esposa Blanca Varela, para contraer nupcias por segunda ocasión en 1989 con su Liliána Yábar. En 1990, Szyszlo fue el principal cómplice de su gran amigo Mario Vargas Llosa en su tentativa de alcanzar la presidencia de la República al frente del Movimiento Libertad. En 1996 fallece su hijo Lorenzo en un trágico accidente aéreo, pérdida que nunca pudo superar. En el 2011 recibe la máxima condecoración peruana representada en la Orden del Sol en el grado de Gran Cruz.

Actualmente sus obras pueden apreciarse en el Museo de Arte Moderno de España; el Museo de las Américas en Washington D.C.; el Museo de Arte Moderno de México; The Guggenheim Museum en Nueva York; Museo de Bellas Artes de Caracas; Museo de Arte de Lima; Museo de Arte Moderno de Río de Janeiro; entre otros.

En una de sus últimas entrevistas, De Szyszlo habló sobre su relación con la muerte: “Me daría pena morirme porque me gusta la vida, pero la muerte no me aterra. Desde niño he tenido una gran conciencia de la muerte, y los poemas que sé de memoria tienen que ver con la muerte y la decadencia”.

NOTICIAS SIMILARES

Golpe al armamentismo chileno

Conozca el Proyecto Ascolta de la Armada