El por qué Chile es una amenaza

El por qué Chile es una amenaza

Tras alianza comercial Perú-Bolivia Santiago se prepara para la guerra

A pesar que muchos peruanos, sobre todo en el gobierno, consideran a Chile una amenaza del pasado tras el fallo de la Corte de La Haya el 2014 que definió nuestra frontera marítimo común, la realidad es no sólo diferente sino abismalmente contraria a esa creencia y peor aún, hoy es un peligro inminente.

Lo que gatillaría nuevamente los planes bélicos de los militares chilenos, sería la materialización de la Declaración de Lima, firmada por los presidentes del Perú y Bolivia, Pedro Pablo Kuczynski (PPK), y Evo Morales, respectivamente, el 1 de setiembre último, tras la realización del 3er Gabinete Binacional.

La declaración, que consta de 28 puntos, destaca el compromiso de “promover la utilización y el desarrollo del Puerto de Ilo (Moquegua), a través de alianzas estratégicas, a objeto de impulsar las importaciones y exportaciones de carga desde y hacia Bolivia”.
“[El Perú y Bolivia] destacaron su interés en incrementar el comercio, las inversiones y el turismo, como elementos fundamentales para potenciar el desarrollo económico y social de ambos países”, se remarca.

A dicho proyecto se añaden el Tren Bioceánico que unirá el Puerto de Santos (Brasil) con Ilo, a través de Bolivia, lo cual representará prácticamente el acta de defunción comercial de todo el norte chileno, pues sus puertos dejarían de manejar como hasta ahora, casi 2/3 de las exportaciones e importaciones bolivianas.

La guerra aérea

Ello bastó para que en Santiago prendieran todas las luces rojas y reactivaran su plan armamentista que asume como posibilidad latente un conflicto con el Perú.
En el caso de una invasión chilena contra nuestro país, la guerra se iniciaría en el aire o en el mar con la finalidad de definir de una manera rápida el vencedor del dominio aéreo, marítimo y por último el terrestre.

Para eso, Chile tendrá usar como punta de lanza sus aviones de combate F- 16 como F-5 y destruir sin ningún problema a nuestros cazas que se encuentren en tierra y a nuestros buques en el mar, pues quien domina el aire tiene un 80% de posibilidades de ganar la guerra.
Es evidente que Chile se ha esmerado en obtener información confidencial del Estado peruano, con el objetivo de evitar una ofensiva peruana.

Casos como el de Víctor Ariza de la Fuerza Aérea del Perú (FAP) en el 2008 o casos como el de 3 agentes de la Armada Peruana en el 2014 han demostrado como los servicios de inteligencia chilena han penetrado de forma efectiva en los puntos más vulnerables dentro del Estado Peruano.
A esto hay que sumarle que Santiago ha invertido más de $1,500 millones en compra de armamento de manera confidencial vale decir, no se sabe qué tipo de armas son.

En octubre del 2016, el ejército chileno exhibió sus Subescalones Motorizados, integrados por Vehículos Blindados Multipropósito de la Compañía Antiblindaje de Misiles del Regimiento “Buin” (1 Humvee Commando y 12 Humvees con misiles Spike) y la Unidad de Formación de la Agrupación de Fuerzas Especiales de la Brigada de Operaciones Especiales El F-16B del Grupo 8 y dos F-16A del Grupo 7 sobrevuelan la parada militar (foto: Gabriel Luque). “Lautaro” (13 Humvees de Operaciones Especiales), y cañones ligeros en un frente bien elástico o sus Buques Anfibios para transportar los sistemas LAR-160, SLM FAMAE y RAYO FAMAE con la finalidad de evitar que tropas peruanas se aproximen al realizar una contraofensiva.

NOTICIAS SIMILARES

Alarma antisismo no sirve para Lima

Puños en alto