Chile te tenemos vigilado siempre

Chile te tenemos vigilado siempre

Joven peruano logra ingresar a cuartel de Arica sin que militares chilenos se dieran cuenta

Un joven peruano de 19 años puso de vuelta y media al personal militar del Campo Militar “Azapa” donde se encuentra emplazada la importante y estratégica 2ª Brigada Acorazada “Cazadores” del ejército de Chile, reveló el diario “La Estrella de Arica”, el 5 de setiembre último.
El rotativo chileno, como es obvio, repitió el parte difundido por su ejército tratando de restarle importancia a un hecho que pone en entredicho su resguardo y vigilancia de establecimientos cruciales para su Defensa nacional.

“Solo quería descansar”, fue lo que expresó el ciudadano peruano Wily Choquecota Sanjinez (19), una vez que recuperó su libertad, tras ser detenido la noche del domingo 3 de setiembre último, “por ingresar sin autorización al Campo Militar Azapa…
“Según antecedentes expuestos en la audiencia de formalización, el imputado a eso de las 9 pm fue detectado por personal militar merodeando por el lugar…

“Luego lo vieron intentando ingresar al recinto, cuando funcionarios de Ejército le manifestaron que no lo hiciera, sin embargo, hizo caso omiso; pasó una barrera y comenzó a correr al interior del regimiento, siendo alcanzado por los uniformados”.
Versión poco creíble pues en toda instalación militar de alta seguridad se ordena disparar y no perseguir a cualquier intruso.

Lo que se aproximaría a una información más veraz sería que los guardias chilenos no se dieron cuenta sino ya muy tarde, que un joven peruano había ya recorrido todo el cuartel por unas cuantas horas, y antes de exponer dicha falencia, optaron por minimizar el hecho ante su prensa.
Procesado y liberado

El joven peruano detenido y encausado por el fiscal Francisco Ganga por infringir la Ley de Control de Armas y Explosivos, que castiga a quienes ingresen sin permiso a un cuartel, recinto militar o polvorín.
Como es un delito que no tiene pena de crimen en Chile, el fiscal solo solicitó una medida cautelar; prohibición absoluta de acercarse al Campo Militar Azapa, ubicado a la misma entrada a la ciudad de Arica.

También se informó en la audiencia que el imputado ingresó de manera ilegal al país.
Pero lo más inverosímil fue la versión del Choquecota al ser liberado: sostuvo que sus intenciones eran ir a Chile junto a un amigo, pero que al final llegó solo.
Comentó que como estaba cansado y no tenía dinero para pagar un arriendo entró al regimiento; “yo no sabía que era un delito” expresó.

Contó que su intención era quedarse en Arica en búsqueda de un trabajo.
Al consultar por este caso, desde la institución reconocieron el hecho.

NOTICIAS SIMILARES

Alarma antisismo no sirve para Lima

Puños en alto