¡A rezar! Advierten sobre la posibilidad de terremotos

¡A rezar! Advierten sobre la posibilidad de terremotos

Perú podría sufrir un sismo de 6º o más en próximos días por impresionante tormenta solar

Aunque la causa de los terremotos se sigue escapando a los cráneos de la ciencia moderna, han surgido nuevas corrientes de pensamiento que han hallado un nexo entre tormentas solares y su impacto magnético en el núcleo terrestre formado de hierro, que al agitarse por latigazos directos o laterales de los rayos solares agitan las mareas del magma terrestre, haciendo bailar las placas tectónicas.

Como cada placa se mete bajo otra, pero restregándose gradual y violentamente, a veces, se detienen embalsando fuerza que sueltan de golpe, provocando los temblores o terremotos.
Entonces, unos científicos empezaron a comparar estadísticas de sismos con la actividad solar.
La sorpresa fue que durante los años de baja actividad solar, solo ocurrieron 107,4 mil sismos de varias magnitudes…pero en los años de máxima actividad del Sol, el número de sismos se disparó a 138,9 mil…un 29,2% más…

El año 2009 apareció la “Teoría General de las Tres en Raya de las Placas Tectónicas“, según la cual habría una estrecha relación entre la actividad del Sol y los movimientos sísmicos en nuestro planeta.

Esta teoría, elaborada por el profesor Rafael López Guerrero, sostiene que tras una tormenta solar, la carga electromagnética absorbida por la ionosfera aumenta la presión sobre las placas tectónicas, de manera que la actividad sísmica se eleva.
Según esta idea, una sucesión de tormentas solares en un corto plazo de tiempo podría provocar un desequilibrio geomagnético que se traduciría en perturbaciones que afectan a las placas tectónicas.

En resumen, el impacto de una tormenta geomagnético provocada de una Eyección de Masa Coronal (EMC) del Sol dirigen vientos solares cargados de partículas a una velocidad superior a los 700 kms/segundo cuyo impacto azota el campo geomagnético protector de la Tierra, el cual dependiendo la fuerza de la tormenta solar, no logra contener que partículas magnéticas solares lleguen al núcleo terrestre formado de hierro, que al agitarse por los latigazos directos o laterales de los vientos solares, agitan las mareas del magma terrestre, haciendo, a su vez, bailar las placas tectónicas…es decir, provocando terremotos…

Pero la suma de todos los miedos acaba de ocurrir el 4 de setiembre último: una EMC del Sol impactó la tierra aproximadamente a las 6:48 pm del 6 de setiembre del 2017. Según la Space Weather Prediction Center (SWPC) de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) de EE.UU.

NOTICIAS SIMILARES

Golpe al armamentismo chileno

Conozca el Proyecto Ascolta de la Armada