Calentamiento global ya está en marcha

Calentamiento global ya está en marcha

0 1694

“Las emisiones de gases de efecto invernadero derivadas de la actividad humana son más altas que nunca y estamos viendo cada vez más eventos meteorológicos y climáticos extremos… No podremos impedir un desastre a gran escala si no consideramos esta suerte de ciencia dura”.

Esa declaración sobre el quinto y nuevo informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, en inglés), ¿parece que la formuló la organización ambientalista Greenpeace o el Departamento de Estado de Estados Unidos? La pronunció John Kerry, secretario de Estado de ese país norteamericano.

Importantes funcionarios en muchos otros países han hecho comentarios similares sobre el Informe de síntesis del IPCC, divulgado el 2 de este mes en Copenhague. “Cuanto más tiempo estemos varados en un debate sobre ideología y política, más aumentarán los costos de la inacción”, señaló Kerry en un comunicado.

El Informe de síntesis destila siete años de investigaciones climáticas realizadas por miles de los mejores científicos del mundo, y concluye que el cambio climático está en marcha, causando costosos y trágicos eventos meteorológicos extremos. Estos empeorarán más de lo que alguien pueda imaginar, a menos que la humanidad se destete de los combustibles fósiles.

Historia

En realidad, el cambio climático es fácil de entender y puede resumirse. A saber: durante décadas, la humanidad insufló cientos de millones de toneladas de dióxido de carbono en la atmósfera a partir de la quema de combustibles fósiles como carbón, petróleo y gas natural.

Algunas mediciones muestran que actualmente hay 42% más de dióxido de carbono en la atmósfera que hace 100 años. Se determinó hace mucho tiempo que ese gas invernadero actúa como manta, manteniendo al planeta caliente al atrapar parte del calor del Sol.

La manta

Cada año, nuestras emisiones de dióxido de carbono vuelven más gruesa esa manta, capturando más calor.

Esa manta de dióxido de carbono generada por la quema de combustibles fósiles elevó 0.85 grados las temperaturas mundiales.

Y serían mucho más altas si los océanos no absorbieran 95% del calor extra atrapado por ese manto. Pero los océanos no nos ayudarán por mucho tiempo más.

Economía baja en carbono

En la actualidad, todos saben que hay que eliminar los combustibles fósiles y reemplazarlos por fuentes de energía que no agreguen más dióxido de carbono a la agobiante manta que hemos tejido.

“Y ya sabemos cómo hacer la transición hacia [una economía] baja en carbono”, señaló Bob Watson, expresidente del IPCC.

Para reiterar los pasos: grandes aumentos en la eficiencia energética, enormes despliegues de energías renovables, clausura de la mayoría de las plantas de carbón, ponerle un precio al carbono, etcétera. Uxbridge, Canadá IPS.

NOTICIAS SIMILARES