¡Alerta! Nuevo sistema de estafa de propiedades

0
93
Estafas
Estafas

Los estafadores con el transcurrir del tiempo van creando nuevas figuras para cometer sus actos ilícitos; es así que la actual, que aún no es muy conocida y es empleada para apoderarse de inmuebles, es aquella mediante la cual buscan a señoras mayores, quienes aparentemente tendrían solvencia económica para realizar préstamos, lo cual resulta escapar a la realidad.

Estas señoras de la tercera edad, resultan estar enfermas o casi desahuciadas al momento de otorgar el mutuo con garantía hipotecaria, siendo que poco tiempo después de suscrito el contrato fallecen; ya vienen ocurriendo varios casos similares, por lo cual se sospecha que existe una red criminal detrás de todo esto, que precisamente busca señoras con poca expectativa de vida, las mismas que en realidad no cuentan con solvencia económica, y son los miembros de dicha asociación ilícita, quiénes les dan el dinero para que lo ofrezcan como préstamos.

Una vez suscrito el contrato de mutuo con garantía hipotecaria, después de un tiempo, dicha persona fallece, y es aquí donde comienzan a saltar los problemas, encontrándose varios tipos de modalidades, la más resaltante ahora, es que dicha persona fallece y aparecen los causantes, quienes reclaman su derecho; es en este momento que la otra parte se da cuenta que dicho contrato de mutuo con garantía hipotecaria tenía cláusulas engañosas, confusas, que aparentemente tenían un significado y resultó no ser ese modo, terminando en muchos casos incluso vendiendo su propiedad sin saberlo y finalmente la terminan perdiendo.

Se conoce que, bajo esta modalidad, se han celebrado aparentemente contratos de mutuo con garantía hipotecaria, pero en realidad lo que le hicieron firmar a la persona quien se presta el dinero, es la venta de su propia casa a un precio ínfimo, pues cuando dentro de dicho contrato se debió consignar el valor del monto otorgado en mutuo, mediante las cláusulas engañosas, en realidad se estipula la venta del inmueble al costo del presunto préstamo otorgado, siendo acá donde estriba la verdadera trampa.

La presente noticia tiene el fin de prevenir a las futuras personas que requieran de préstamos, no se dejen engañar por personas de la tercera edad que aparentan tener solvencia económica, y siempre deben asesorarse con un abogado antes de firmar cualquier tipo de contrato. Las personas que ya han sido estafadas bajo esta modalidad, vienen accionando legalmente mediante procesos de nulidad de acto jurídico así como ante la vía penal por delito de estafa, asociación ilícita para delinquir, entre otros.