La pasiflora

0
122
La pasiflora
La pasiflora

La pasiflora crece en zonas tropicales y subtropicales de América, Asia y Oceanía, pero principalmente del sur de los Estados Unidos, la India y las Indias Occidentales, aunque la pasionaria también crece en México, así como en América Central y del Sur. El nombre de flor de la pasión hace una referencia bíblica a la Pasión de Cristo debido a la forma de esta flor. Es una planta que suele crecer rápidamente si se encuentra en un lugar iluminado y puede aguantar temperaturas muy bajas si se la protege bien de las heladas. Cuando la pasiflora florece se tiene que regar muy a menudo y mantener el sustrato siempre húmedo, así como podarlas cada mes. Solo las partes de la planta que crecen sobre el suelo se usan como un medicamento, en forma fresca y seca.

Beneficios

Esta planta actúa como sedante natural, sus propiedades tranquilizadoras y sedantes de la pasiflora ayudan a relajar el cuerpo y promover el sueño. Algunos componentes alcaloides y flavonoides ayudan a combatir el insomnio y promover una calidad de sueño mucho mejor.

Previene los espasmos musculares, así mismo también se utiliza en combinación con el espino para tratar espasmos digestivos asociados a la colitis y la gastritis, también ayuda sobre nuestro sistema circulatorio ya que reduce la presión arterial en casos de hipertensión. En estos casos es importante no superar las dosis recomendadas para evitar la toxicidad de esta planta medicinal, reduce el estrés que suele sufrirse durante la vida diaria y es utilizada como un remedio natural para calmar los estados de nerviosismo y ansiedad.

Gracias a sus propiedades como la harmina y la harmalina de la planta pueden ayudar a contrarrestar los efectos del trastorno de Parkinson.