Aprende como tratar un golpe de calor

0
168
Golpe de calor
Golpe de calor

El Men te guía como superar este problema en niños y en mayores de 65 años

El calor suave resulta agradable, pero en exceso puede llegar a producir problemas de salud. Un golpe de calor se origina cuando la temperatura corporal sube por encima de los 40º. El organismo humano funciona a unos 37º y es bastante sensible a las variaciones externas. Para ello, dispone de mecanismos que regulan su temperatura, como el sudor, y distribuyen el calor mediante la sangre y lo expulsan hacia el exterior. Cuando se sufre un golpe de calor todos estos mecanismos dejan de funcionar, sube la temperatura y se pierden abundantes líquidos corporales. Todo ello eleva las probabilidades de padecer daños neurológicos e, incluso, de morir.

Estos son los síntomas de un golpe de calor

La temperatura a la que se puede producir un golpe de calor varía según el individuo. Las personas mayores de 65 años y los niños menores de seis son más vulnerables, así como los turistas que viajan de zonas frías a países más cálidos, a cuyo tipo de clima no están acostumbrados.

¿Qué hacer ante un golpe de calor?

También las personas con alguna discapacidad física o psíquica, los enfermos crónicos y los pacientes cardíacos tienen más probabilidad de sufrir un golpe de calor.


Signos de alarma ante un golpe de calor

Golpe de calor
Golpe de calor

Ante cualquiera de las siguientes situaciones lo más recomendable es acudir al centro de salud más cercano lo más deprisa posible para evitar males mayores:

– Piel que se siente caliente y seca pero no sudorosa.
– Confusión o pérdida del conocimiento.
– Vómitos frecuentes.
– Siente como que le falta el aire o tiene problemas para respirar.

¿Cómo prevenir un golpe de calor?