El bienestar psicológico en la tercera edad

0
207
Tercera edad
Tercera edad

El Men te guía para que los abuelitos tengan una vejez digna y feliz

Lo que interesa es conocer la trayectoria evolutiva del bienestar psicológico, con especial atención en los últimos años de vida, los cuales se saben difíciles para las personas mayores, por estar caracterizados por pérdidas, amenazas y adaptación a nuevos estados psicosociales y físicos; estos acontecimientos pueden limitar la vida en términos cuantitativos y cualitativos. A pesar de estos impedimentos los ancianos se adaptan a todos estos nuevos cambios, replanteándose sus metas y desafíos, adaptándolas a sus nuevas capacidades sociales, psicológicas y físicas; es por esta razón que muchos de ellos informan altos niveles de bienestar, pues sus metas ya no son las misma de hace 10 años, lo que disminuye la frustración al fracaso cuando no se puede llegar a concretar las metas propuestas a esta edad.


Que mantenga alta la autoestima

Adultos mayores
Adultos mayores

Es un importante indicador de salud y bienestar, se define generalmente como una actitud o sentimiento positivo o negativo hacía la persona, basada en la evaluación de sus propias características, e incluye sentimientos de satisfacción consigo mismo.
La importancia de la autoestima radica en que es un factor clave en el desarrollo de un buen ajuste emocional, cognitivo y práctico, afectando de un modo importante todas las áreas de la vida.

Para la tercera edad, la autoestima es clave, debido a que el anciano debe valorar sus habilidades y características, las que han sufrido cambios objetivos en comparación con años atrás. La dificultad radica principalmente en el contexto en el cual se realiza esta evaluación, ya que el anciano se encuentra en una situación física, social y culturalmente menoscabada, motivo por el cual se sienten rechazados y perciben que la sociedad los valora negativamente.


Ayúdale a ser autónomo

Adulto mayor
Adulto mayor

Con la mejor intención, es habitual que tendamos a quitarles tareas a los adultos mayores para que no tengan que hacer esfuerzos o quizás porque su velocidad no es la misma que la nuestra e inevitablemente preferimos hacerlo nosotros.
Este es uno de los errores más habituales y uno de los que puede afectar a la autoestima de las personas mayores en mayor medida. Es importante que les hagamos sentir autónomos, les asignemos tareas para que se sientan útiles.
Lo ideal es crear unas rutinas diarias en las que el anciano participe, por ejemplo, llevando a los nietos al colegio, comprando el pan, regando las plantas; tareas sencillas que les harán sentir que son parte fundamental en el núcleo familiar.