Lo que debe saber del tomate contra la diabetes

0
107
Tomate
Tomate

Pero sus beneficios van más allá: reduce riesgo de cáncer y protege la visión del paso del tiempo

El tomate puede comerse de distintas formas, ya sea en ensaladas, sopas o jugos y si padece diabetes, debes empezar a consumirlo con frecuencia, ya que se considera que sus propiedades para la diabetes lo convierten en un superalimento.

Por eso es uno de los alimentos recomendados por la American Diabetes Association

Es importante incluirlo en la dieta diaria, ya que contiene importantes nutrientes como vitamina C, vitamina E y potasio.

Dichos minerales son necesarios para la actividad normal de nervios, cerebro y músculos.

Los tomates se digieren de forma más lenta que otros alimentos, lo que significa que los niveles de glucosa no se elevan de forma importante, favoreciendo a los pacientes con diabetes.

Otro de los nutrientes benéficos del tomate para la diabetes son los licopenos, ya que no solo le dan el característico color rojo, sino que contienen un efecto antioxidante muy poderoso.

Un estudio realizado en Finlandia encontró que consumir alimentos con licopeno mejora la salud cardiaca y reduce el riesgo de un infarto cerebral.

Además, otros estudios demostraron que el licopeno del tomate puede contribuir a un efecto menos agresivo tras sufrir un infarto.

Se tenga diabetes o no, el tomate no puede faltar en tu dieta.

Protege los ojos. Los tomates son ricos en antioxidantes provenientes del licopeno, luteína y betacaroteno.

Estos componentes protegen a los ojos del desarrollo de cataratas y de la degeneración macular que va ocurriendo con la edad.

De acuerdo con All About Vision, el tomate contiene mucha vitamina A, que evita el daño de la retina y la resequedad en la córnea. A largo plazo, esto reduce el riesgo de ceguera.

Promueve las bacterias buenas del intestino. Un estudio realizado en España encontró que la salsa de tomate puede mejorar la actividad de los probióticos en el intestino.

“Encontramos que servir comidas ricas en probióticos con salsa de tomate incrementa el efecto de los probióticos en el intestino”, indica Ana Belén Heredia, líder del estudio.

Reduce riesgo de cáncer de próstata. A través de los años, diversos estudios han encontrado una relación entre los tomates y un menor riesgo de cáncer de próstata.

Un estudio británico sugiere que los hombres que comen al menos 10 porciones de tomates a la semana tienen hasta 20% menos probabilidad de desarrollar la enfermedad.