Sopa contra el colesterol

0
978
Sopa contra el colesterol
Sopa contra el colesterol

Sabrosa y fácil de hacer: Cómo prepararla y cuándo tomarla. Por sus ingredientes también
reduce riesgo de diabetes y AYUDA a bajar de peso

Si tiene el colesterol elevado y los triglicéridos altos, esta receta natural puede ser un excelente vehículo para incluir alimentos como legumbres, avena y vegetales que favorecen la reducción de grasas en la sangre. En ese sentido, aprovecha las propiedades de los alimentos de esta receta para disminuir el colesterol y los triglicéridos.

Propiedades de esta receta

La fibra de las legumbres, vegetales y semillas de chía ayudan a atrapar las grasas de los alimentos y evita que se absorban a través de la mucosa intestinal, y pasen a la sangre.
Por otro lado, las semillas de chía aportan ácidos grasos omega 3 que reduce el colesterol LDL o malo, y aumenta el colesterol HDL o bueno.

Los vegetales aportan antioxidantes que mejora y aumenta la combustión de grasas.
Asimismo, esta sopa no solo ayudará a bajar el colesterol y triglicéridos, sino que permitirá controlar otros factores de riesgo como por ejemplo, el sobrepeso (esta sopa brinda saciedad y depura el organismo) y la diabetes (los vegetales, las legumbres, las semillas y los cereales ayudan a controlar la glucemia en sangre).

¿Cómo consumirla?

La puedes consumir como parte del almuerzo y de la cena. Por otra parte, la puedes comer entre comidas, especialmente si tienes hambre y te puedes tentar con alimentos ricos en grasas y azúcares.

Sopa contra el colesterol

* 8 tazas de agua
* ½ taza de zanahoria picada
* ½ taza de habas
* ½ taza de frejoles
* ½ taza de lentejas ya remojadas
* ½ taza de coliflor
* ½ taza de apio picado
* 2 cucharadas de avena
* 1 cucharada de semillas de chía molidas
* Sal y pimienta al gusto

Preparación
Coloca el agua al fuego y una vez que rompa el hervor coloca en primer lugar las legumbres, y cuando estén a medio coser, añade los vegetales.
Una vez que están tiernas, añade la avena y salpimienta a gusto.
Por último, agrega las semillas de chía y deja reposar. Si cree conveniente agregue un poco más de agua.