¡Cayó durmiendo en hotel!

0
379
Danyk Marianela Farfán Retto
Danyk Marianela Farfán Retto

Madre acusada de ultrajar a sus hijas fue detenida en Cusco. Era atendida por su nuera y lloró cuando la policía la detuvo. Podría recibir cadena perpetua

Fue detenida cuando descansaba en una habitación de hotel, mientras le llevaban alimentos a la cama, atendida como una “buena madre” por su nuera. Danyk Marianela Farfán Retto (37), la desalmada mujer, acusada de haber abusado sexualmente de sus dos menores hijas de 10 y 14 años de edad, fue capturada a las 9:30 am de ayer, en el Cusco.

En un exhaustivo trabajo de inteligencia, efectivos de la Dirincri y policías de la comisaría de Cusco detuvieron a Farfán Retto, al interior de la habitación 205 del hostal 24 horas del distrito de Santiago, a pocas cuadras de la Plaza Mayor del Cusco.

La mujer, por la que el Ministerio del Interior ofrecía 20 mil soles como recompensa, estaba acompañada por su nuera Katy Quispe Quispe (23), y por una menor de cinco años, quien sería su nieta.

Una fuente policial reveló que la mujer se encontraba en ese lugar desde el viernes pasado, puesto que no recibió la por parte de sus familiares de Cusco, Arequipa y Apurímac, para no verse involucrados en sus delitos.

El director general de la Policía Nacional, Richard Zubiate informó que “lo importante es que la Policía ha continuado y persistido para hallar a esta persona”. Asimismo, trascendió que la mujer no solo tenía como cómplice a su pareja, sino que otras cuatro personas más están involucradas con ella.

Al respecto, el jefe de la región policial de Cusco, el coronel Manuel Mar, preciso que la mujer está en una situación no esperada “ha estado bastante sorprendida y desencajada. Ha habido una situación que ella no esperaba”.

Cárcel de por vida

Farfán Retto vestía una chompa con capucha color guinda y el cabello recogido. Se le notaba preocupada por su situación, pero en ningún momento ante las autoridades policiales se le escuchó pedir perdón por el daño cometido contra sus hijas, aunque si reconoció su delito.
La mujer lloraba ante los policías y se cogía el rostro lamentándose por el crimen cometido, delito por el que podría pasar el resto de sus días en la cárcel. Según señala el Código Penal, si el agresor tiene una posición, cargo o vínculo familiar que le dé autoridad sobre la víctima (padre, apoderado), la pena será de cadena perpetua.
En poder de Farfán Retto, se encontraron tres celulares. Representantes del Ministerio Público ordenaron el lacrado de los teléfonos móviles para el respectivo análisis y peritaje.
En las próximas horas, la mujer será puesta a disposición de la Fiscalía Provincial Penal de Huarmey acusada por el presunto delito contra la libertad sexual, en la modalidad de violación sexual de menor en estado inconsciente.

Daño de por vida
Farfán Retto era buscada luego de que se revelaran videos de su celular en los que apreciaba la vejación en contra de sus hijas. El móvil pertenecía a Wilfredo Ramírez, pareja y cómplice de Farfán Retto, a quien días atrás se le había extraviado el celular y quien era el encargado de registrar el abuso sexual.
A partir de ello se inició la búsqueda a nivel nacional de la mujer. El hecho se conoció el pasado 22 de agosto.
La mujer fugó de la ciudad de Huarmey junto a las menores, mientras el padre de las niñas, Néstor Fiestas pedía ayuda para dar con el paradero de la madre de sus hijas. El 7 de setiembre las menores fueron abandonadas en la plaza de armas de Cusco.
Por el momento, las hermanas se encuentran en un albergue temporal en Cusco, mientras se evalúa que familiares idóneos puedan obtener la tenencia, pues el padre tampoco se encuentra capacitado para hacerse cargo de las menores.