Cúrate fácil con agua caliente en ayunas

0
882
Cúrate fácil con agua caliente en ayunas
Cúrate fácil con agua caliente en ayunas

La otra terapia. La medicina tradicional china aconseja tomarse un vaso por las mañanas para cuidar nuestra salud de enfermedades

En la edición de ayer, presentamos los grandes beneficios para la salud de la terapia japonesa del agua. Sin embargo, ese no es el único método que utiliza el agua como medio de curación o prevención: también está la terapia utilizada en la medicina tradición china.

Hay quienes se sorprenden cuando descubren que la medicina tradicional china recomienda beber un vaso de agua caliente o tibia en ayunas por la mañana. Este pequeño ritual permite drenar los riñones, despertar los intestinos y preparar el organismo para el desayuno, la primera comida tras de horas de inactividad.

¿Por qué caliente o tibia y no fría o a temperatura ambiente? En la cocina china, pocas recetas son crudas y curiosamente el último plato generalmente es un tazón de sopa caliente a fin de asentar mejor la comida y favorecer la digestión.

Cuanto más fría sea la bebida, más calor deberá generar el cuerpo para poder calentarla y posteriormente absorberla. Este acto de calentamiento hace que el organismo trabaje más, con lo que en lugar de refrescarnos se consigue el efecto contrario: se calienta el cuerpo para neutralizar la temperatura fría de la bebida.

La medicina china afirma que beber agua caliente relaja y activa el chi (la energía vital) desde el interior, así como los baños calientes hacen lo mismo desde el exterior.

 

Mejora tu digestión

Los ingredientes calientes son más fáciles de digerir y de ser absorbidos por el estómago que los alimentos fríos o crudos. Hay que tener en cuenta que la naturaleza del calor siempre es relajante, activadora, moviliza el chi y también neutraliza el frío.El sistema digestivo se caracteriza por el movimiento de su tubo digestivo; si este sistema fluye, todo fluye. El calor es fluidez y tiene la capacidad de calentar y hacer que los músculos se relajen y no se tensen. Por eso, tras un intenso día de trabajo si tomamos un baño caliente o una humeante bebida nos relajaremos.

 

Un vaso de agua tibia en ayunas

Una buena manera de empezar el día y despertar suavemente el organismo es hacer un enjuague bucal con agua tibia para no irritar las encías, ni los dientes (los dientes son prolongaciones de hueso que se identifican con el chi del riñón).

Después del enjuague, beberemos medio vaso de agua caliente-tibia en pequeños sorbos. Así se despertará el chi del estómago para recibir el primer alimento del día.

Beber el agua caliente o té verde durante las comidas (en cantidad moderada) también es una buena manera de conservar el buen chi del estómago, ya que favorece la digestión y la absorción. El agua caliente sacia mejor la sed, hidrata las mucosas bucales y elimina la sensación de sequedad.

En caso de insolación, hay que rociar con agua caliente o tibia la nuca, la espalda y la frente, con una suave fricción para abrir los poros y favorecer la eliminación del calor acumulado en la piel. Cuando tenemos frío, nuestras extremidades están frías la mejor manera de activar el chi interno es beber un vaso de agua tibia y tomar baños de pies de agua caliente, con una cucharada de sal, durante unos 20 minutos.