¡Rescate a 5000 mil metros de altura!

0
220
Rescate a 5000 mil metros de altura
Rescate a 5000 mil metros de altura

Agentes de Alta Montaña y guías rescataron con éxito a alemán que pasó tres días con la pierna rota en nevado Alpamayo

Agentes del Departamento de Salvamento de Alta Montaña de la Policía Nacional y guías de montaña rescataron a un andinista de nacionalidad de alemana en un exitoso rescate, complicado por la complicada geografía y las duras condiciones climáticas de la zona.
El extranjero había caído a una grieta de 30 metros de profundidad en el nevado Alpamayo, en la provincia de Huaylas, región Áncash.

El accidente se registró el sábado pasado, a las 8:00 a.m., cuando el alpinista Wolfgang Heydenreuter (33), caminaba por el campamento 1 del nevado Alpamayo, situado a 5.000 metros de altura, en el distrito de Caraz.
La caída fue producto de un resbalón fortuito y producto de ella el alemán sufrió la rotura del fémur izquierdo. El andinista, durante 72 horas estuvo expuesto, al intenso frío que se registra en la noche, a la falta de oxígeno, agua y alimentación para soportar las temperaturas bajas.

Alertados por el guía peruano que lo acompañaba, en el rescate participaron doce miembros de la Unidad de Salvamento de Alta Montaña y 8 guías de montaña, quienes caminaron 22 horas para auxiliar al andinista. El traslado del herido en camilla les tomó 18 horas hasta el municipio de Caraz.

La operación no dispuso de un helicóptero que evacuara al alemán directamente desde el lugar del accidente, por lo que este no pudo ser internado en un centro médico hasta la noche del lunes 9 de julio, cuando arribó a la clínica San Pablo de la ciudad de Huaraz.

Por su parte, Rafael Figueroa reiteró su pedido para la implementación de una unidad aérea de Salvamento de Alta Montaña de la Policía Nacional, que permita rescatar con más rapidez a los turistas que sufren accidentes en los nevados de la Cordillera Blanca.
“El Gobierno debe implementar una unidad aérea para que las intervenciones sean más eficientes. Si seguimos trabajando de la misma forma, los heridos se van a morir, nosotros no queremos rescatar muertos”, enfatizó.

Avalancha

Cabe indicar que el pasado 30 de junio, los turistas Samuel Paul Richard Blelock (55), de Gran Bretaña, Eva Zontar Litija (27), de Eslovenia, y el guía peruano Jaime Quintana Figueroa (40), murieron sepultados por el deslizamiento de nieve en la zona conocida como La Rimaya, en este nevado.