Jubilados de la 19990 y 20530, tienen 2 razones para celebrar

0
1495
Congreso de la República
Congreso de la República

Conozcan sus dos más recientes triunfos que aprobó el Congreso

El último mes de junio aparecieron dos razones para que celebren los jubilados. El Congreso de la República les dio dos motivos de alegría cuando aprobaron normas que buscan hacer justicia con los derechos de los pensionistas.

La primera razón se dio cuando el Pleno del Congreso aprobó por unanimidad el proyecto de Resolución Legislativa 2809, que propone aprobar la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores, con lo cual se esperan cambios en la legislación que sean favorables para los jubilados y pensionistas (por ejemplo de las leyes 19990 y 20530).

Hay trabajadores pesqueros jubilados que perciben un sol de pensión. Pensiones míseras. Mientras, las empresas pesqueras se llevan 10,000 millones de soles a sus arcas y no cubren las pensiones”, dijo el congresista Yonhy Lescano (Acción Popular) cuando se debatió la aprobación de este tratado que fue adoptado el 15 de Junio del 2015 en el marco del 45° Periodo Ordinario de Sesiones de la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (OEA). “Sigamos apoyando para que las cosas cambien para los jubilados en ONP”, agregó Lescano.

La aplicación de esta norma permitirá transformar en la prestación de servicios de cuidado para personas adultas mayores, contribuyendo con ello también a la prevención de casos de violencia y a una intervención adecuada frente al abandono; problemas públicos que requieren un abordaje integral por parte del Estado.

Por su parte, Indira Huilca (Nuevo Perú) señaló que hay que apoyar a las personas mayores que están en pobreza extrema. “Hay que promover acciones afirmativas y positivas para ellos”, dijo. Mientras que la congresista Luz Salgado (FP) indicó que el objetivo de este tratado es “promover, proteger, y el pleno goce de ejercicio en condiciones de igualdad para las personas mayores”.

Y la segunda razón se dio cuando la Comisión Permanente del Congreso (que equivale al Pleno del Poder Legislativo) aprobó el dictamen recaído en los proyectos 735, 829 y 950, que propone modificar el artículo 2° de la norma 30137, ley que establece criterios de priorización para la atención del pago de sentencias judiciales, con la finalidad de priorizar a los acreedores adultos mayores de 65 años de edad (entre los que se encuentran miles de jubilados y pensionistas) y con enfermedades terminales, es decir, que ellos serán los primeros a quienes cancelarán dichas deudas.

La iniciativa establece que las deudas correspondientes a sentencias judiciales por materia laboral o previsional (pensiones) cuyos acreedores sean personas adultas mayores de 65 años, son consideradas en el primer orden de prioridad sin distinción del monto.

“El Estado no viene cumpliendo con destinar recursos suficientes para el pago el pago de la deuda social. Lo peor es que muchas veces esa falta de pago, por no ser oportuna, ocasiona graves perjuicios, siendo los más perjudicados los adultos mayores y las personas con enfermedad terminal. Muchas de los cuales han fallecido en condiciones deplorables sin haber podido cobrar algo que por derecho les correspondía. Esto no se puede permitir”, dijo, al respecto, el congresista Justiniano Apaza, presidente de la Comisión de Trabajo.

Asimismo, Apaza Ordóñez saludó dicha aprobación ya que hay miles de personas que se encuentran en esta situación, un ejemplo de ello son los innumerables casos que han llegado a su oficina exigiendo una respuesta de sus autoridades, pues es indignante e inaceptable que luego de seguir un juicio engorroso sus sentencias no se cumplan.