Milagroso té de mandarina

0
356
Té de mandarina
Té de mandarina

Con su cascara se prepara infusión que controla diabetes, colesterol y previene desarrollo del cáncer

Las mandarinas al igual que todas las demás frutas poseen grandes propiedades que benefician enormemente nuestro organismo y nos pueden ayudar a mantener una buena salud. Pero sus propiedades no se limitan solo a la pulpa sino que se extienden hacia la cáscara.

Según un estudio realizado en conjunto por el Departamento de Agricultura de EE.UU. y Canadá, las cáscaras de mandarina tendrían propiedades para reducir el colesterol, así como también se encuentran en estudio otras relacionadas con el cáncer, aunque los resultados preliminares son muy prometedores.
Por lo general desechamos la cáscara de la mandarina, sin embargo ella es rica es bondades que posiblemente se desconocen. Una de ellas son sus propiedades dietéticas y diuréticas.

Además de los estudios científicos que apuntan al colesterol y el cáncer, también se menciona que ayuda a restaurar la salud digestiva.
Otros estudios han demostrado que la cáscara posee 20 veces más antioxidantes que la propia fruta. Por tal razón no es de extrañar que sea muy empleado para prevenir el envejecimiento prematuro y un aliado contra el cáncer.

En el caso de quienes padecen de niveles altos de glucosa (diabetes), el té de la cáscara de mandarina es perfecto para controlarla naturalmente.
Otro beneficio es su función como depurativo sanguíneo. También es perfecto como desintoxicante del hígado; es efectivo en el tratamiento de resfriados y ayuda a controlar el estrés.

Cómo preparar el té

Lo primero que debe hacerse es lavar con agua las cáscaras, luego pelarlas, teniendo mucho cuidado de dejarle la membrana blanca. Una opción es secarlas para guardarlas en un recipiente hermético y poder utilizarlas durante semanas.

La otra alternativa es utilizar las cascaras frescas.
Luego, en una taza de agua hirviendo añadimos la mitad de la cáscara de una mandarina, cortada en trozos pequeños. Dejamos reposar unos 15 o 20 minutos y colamos. Podemos endulzar con un poco de miel y listo.
Para darle un toque de sabor se puede añadir un poco de canela.
Este proceso se repite dos o tres veces por día para obtener los resultados deseados.