Descubren nueva cura del cáncer

0
1370
Judy Perkins
Judy Perkins

Una luz de esperanza para pacientes: En EE.UU. eliminan enfermedad a mujer con sus propias células

Una mujer de Estados Unidos logró curarse sin que se sometiera a otra sesión de quimioterapia, y ahora no tiene rasgos de la enfermedad. El caso lo dio a conocer la revista Nature Medicine.

Se trata de Judy Perkins (49) quien fue diagnosticada con cáncer de mama la cual avanzó hasta la fase terminal, al punto que se le formó un tumor del tamaño de una pelota de tenis en el hígado, entre otros quistes en diferentes partes del cuerpo.
La ingeniera radicada en Florida había pasado por extenuantes sesiones de quimioterapia pero los resultados no detuvieron la enfermedad, y había perdido la movilidad de un brazo pues un tumor en el seno derecho afectaba uno de sus nervios. Pero sobre todo, había perdido las esperanzas de vivir.

Sin embargo, tras pasar por un primer escaneo en el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, los médicos le dijeron que aún había una esperanza de vida. Si bien ella se mostró escéptica al inicio, finalmente aceptó pues no tenía nada que perder.
Perkins se convenció de la efectividad del novedoso tratamiento una semana después de iniciado. “Aproximadamente una semana después, comencé a sentir algo, que el tumor que tenía en el pecho se encogía (…) Tomó otra semana o dos para que desapareciera por completo.”, especificó.

El médico Steven Rosemberg, jefe de cirugía del Instituto Nacional del Cáncer, explicó que la terapia aplicada en el caso de Perkins consistió en el uso de “medicación viviente”, en la cual se aplican las propias células del paciente.

Lo primero, según indicó fue analizar el tumor para identificar los posibles cambios realizados por el cáncer, con lo que se hace visible para el sistema inmune de la persona, luego se analizaron los glóbulos blancos en capacidad de hacer frente al cáncer, pues en su mayoría estos son rápidamente exterminados por la enfermedad.

Una vez detectadas estas células, se analizan y se reproducen para aplicarlas en el paciente, en el caso de Perkins fueron más de 90,000 millones. Una vez inyectados y al ser detectadas las mutaciones genéticas, las células malignas pueden ser eliminadas.
Si bien otros centros oncológicos han destacado el nuevo tratamiento, también indican que Perkings es un caso muy particular debido al tipo de cáncer y la genética de la paciente, además que la terapia al ser muy personalizada resulta siendo muy cara.

Sin embargo, Rosemberg cree que el éxito del caso Perkins ayudará a dar un giro en cuanto a lucha contra el cáncer se trata. “Hay que hacer muchos trabajos, pero existe la posibilidad de un cambio de paradigma en la terapia contra el cáncer, un medicamento único para cada paciente con cáncer”, explicó.