Niña muere al tragar tachuela en colegio

0
1082
Niña muere al tragar tachuela en colegio
Niña muere al tragar tachuela en colegio

Padres denuncian negligencia e inacción de docentes del plantel

La vida de una pequeña de ocho años de edad se apagó al interior del colegio 200 Millas Peruanas en San Martin de Porres, luego que la pequeña tragara por error una tachuela y los docentes de la institución educativa no le dieran los auxilios pertinentes para expulsar el objeto.

La menor de iniciales T.G. bajó desesperada de su aula en busca de ayuda, haciendo ademanes de asfixia, e indicando que se habia atragantado. Ante la emergencia, los docentes de la unidad escolar no supieron cómo reaccionar y en lugar de practicarle una compresión torácica para que expulse el objeto le practicaron una reanimación cardiaca, dilatando el tiempo que pudo salvarle la vida.

Según la docente Aurelia Briceño, la menor fue auxiliada por un profesor de educación física que en su escaso conocimiento le hizo una reanimación cardiaca. Briceño, quien además es la asesor legal del colegio, manifestó en su defensa, que aun hubiese estado presente no contaba con el conocimiento necesario para reaccionar ante esos casos.

El especialistas en primeros auxilios del Cuerpo General de Bomberos, Juan Luis Arce, recomendó que lo más recomendable ante ese tipo de emergencias y mucho más, si se trata de niños es aplicar la maniobra de Heimlich, o la técnica también conocida como comprensión torácica, que permita arrojar el objeto ingerido.

Denuncian negligencia

Roy Guerrero, padre de la niña denuncia que la menor se atragantó y cuando buscó ayuda, la docente responsable no se encontraba en el aula.
“Mi hija se ahogó, bajo buscando ayuda y no encontró a nadie, al subir nuevamente, recién aparece la docente”, dijo en medio de su dolor.
A la vez afirmó que emprenderá acciones legales contra el colegio, pues su hija pudo salvarse de haber recibido la ayuda oportuna, y si es que en el centro educativo hubiesen contado con personal capacitado para ese tipo de emergencias.
La necropsia practicada a la menor determina que el objeto ingresó por la cabina traqueal, desgarrando e inflamando a su paso la cavidad.