Nuevos alimentos contra la diabetes

0
1447
Canela
Canela

Conócelas y además sepa cómo consumirlas y qué cantidades

La diabetes se considera una patología metabólica y se caracteriza por tener los niveles de glucosa elevados en sangre de forma persistente o crónica. Mucho se ha hablado de esta enfermedad, pero no tanto sobre cómo combatirla de forma natural. Con estos alimentos poco conocidos para tratar la diabetes puedes mantenerla a raya.

Plátano macho. Cocinado y enfriado 24 horas, contiene almidón resistente, un gran alimento para la flora intestinal que mejora, además, la resistencia a la insulina de los tejidos. Se puede tomar un par de veces a la semana.

Arándanos. Aparte de ser ricos en sustancias antioxidantes, favorecen la secreción de serotonina, la hormona del bienestar. Además son ricos en cromo, que ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre. Toma un puñado de arándanos, un día sí día no.
Mix de semillas y frutos secos. Destacan por la cantidad y calidad de sus grasas saludables con efecto antiinflamatorio y nutritivo del organismo. Las grasas disminuyen la velocidad de absorción de los azúcares en el intestino. Toma un puñado al día.

Canela. Es la especia más importante para prevenir la diabetes y para regular los niveles de azúcar en sangre. Permite absorber el azúcar de los alimentos más lentamente a nivel intestinal. Se debe tomar a diario, en recetas dulces y saladas.
Trigo. Alto en fibra y aminoácidos, calienta el cuerpo y sus hidratos de carbono se absorben lentamente en el intestino. Al no tener gluten, no irrita las paredes intestinales. Puedes tomarlo un par de veces a la semana.

Aceitunas negras. Ricas en grasas saludables omega-9 y vitamina E con acción antioxidante. Los omega-9 actúan como antiinflamatorios. Para aprovechar sus propiedades contra la diabetes puedes tomar unas 8 al día.

Espinacas. Son ricas en clorofila, fibra y cromo. En conjunto, también ayudan a regular los niveles de azúcar en sangre. Tómalas 2 veces a la semana, crudas o cocinadas.
Betarraga. Las raíces y tubérculos en general son ricos en hidratos de carbono. Actúan de forma muy diferente a la de los hidratos de carbono de pasta o harinas refinadas, que hay que evitar. Aprovecha sus beneficios tomándola 2-3 veces a la semana.