La revolución ha muerto

0
437
El Rincon Veneco
El Rincon Veneco

EL RINCÓN VENECO

Por: Alma Llanera

¡Epa mis panas venezolanos y peruanos, qué más! Aquí reencontrándonos en este Rincón Veneco.
En la historia hay millones de Días D, pero el 20 de mayo del 2018, las elecciones en Venezuela que hasta la muerte del ex presidente Hugo Chávez se conducía firme al socialismo, pudieron despejar velos en cuanto si el régimen de Maduro es revolucionario o no… limpiando la cancha de propaganda tanto directa como indirecta de EE.UU como del gobierno venezolano.
El último sondeo (10-16 de mayo), para esta venezolana el más creíble, daban al suboficial del ejército en retiro, chavista hasta el 2002, y gobernador del Estado Lara hasta el 2017, Henri Falcón liderando el partido Alianza Progresista, un 32% de las preferencias populares frente a un 24% para el presidente venezolano, previéndose una abstención del 29%, el tercio antichavista.
Falcón propone la dolarización de la economía venezolana siguiendo el ejemplo exitoso de Ecuador, devolución de algunas empresas privadas nacionalizadas y apertura de ayuda humanitaria internacional ante innegable caos económico.
La brecha era muy grande y si los resultados no coincidían con los últimos sondeos, serían la confirmación que la Revolución Bolivariana había muerto.
El domingo Nicolás Maduro se reeligió hasta el año 2025 al frente del Gobierno de Venezuela con una abstención récord en unas elecciones presidenciales celebradas en ese país.
Según los datos oficiales, difundidos por el Consejo Nacional Electoral, la participación alcanzó el 46%, aunque fuentes del organismo citadas por Reuters aseguran que al cierre de los colegios electorales, a las seis de la tarde, se situaba en el 32,3%. En las últimas presidenciales, celebradas en 2013, acudió a las urnas casi el 80% del censo.
En esta ocasión, en cambio, ni siquiera se podía hablar de unos comicios en paridad de condiciones, ya que los principales partidos de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), ahora agrupados en el Frente Amplio, rechazaron la cita por carecer, aseguraron, de garantías democráticas.
El único adversario real de Maduro -quien según la autoridad electoral ganó con casi seis millones de votos- era Henri Falcón, que obtuvo 1,8 millones de apoyos y desconoció públicamente los resultados denunciando irregularidades.
El mandatario había lanzado una advertencia a los venezolanos. “Votos o balas”, enfatizó por la mañana tras acudir a su colegio electoral, en el oeste de Caracas.
El sucesor de Hugo Chávez trataba de conjurar la abstención.
Tras difundirse los resultados salió del palacio de Miraflores y compareció antes miles de seguidores.
Habló de “victoria popular permanente”, destacó el margen con el que se impuso a Falcón -un 67,7% frente al 21,2%- y llamó al diálogo.
La revolución en Venezuela ha muerto.