Perú: ejemplo para el mundo

0
528
El Rincon Veneco
El Rincon Veneco

EL RINCÓN VENECO

Por: Alma Llanera

¡Epa mis panas venezolanos y peruanos, qué más! Aquí reencontrándonos en este Rincón Veneco.

El Perú ha implementado una serie de medidas a favor de los migrantes, como el otorgamiento de permisos laborales, experiencia de la que Alemania podría aprender para tener una mejor respuesta ante el fenómeno global de la migración.
Así lo sostuvo la directora de instituto alemán Goethe en Perú, Carola Dürr, quien destacó la apertura de su país que en el año 2015 recibió a un millón de inmigrantes de diversos países, sin desconocer la complejidad y desafío de este proceso.

“Considero que Alemania no es el mejor ejemplo de migración. Es cierto que invertimos mucho en darles dónde vivir, darles comida, pero no les damos inmediatamente un permiso para trabajar y ese es un gran problema”.

Comentó que un refugiado que llega a su país no puede trabajar inmediatamente y que en promedio deberán pasar unos cinco años antes de insertarse en el mercado laboral.
“El Perú ha reaccionado mucho más flexiblemente a la llegada de los venezolanos. Ustedes han previsto que tengan las posibilidades de trabajar porque, de lo contrario, todo esto le costará al Estado.

“En este sentido, Alemania puede aprender de esta situación y de la reacción del Perú frente a la inmigración venezolana”.
Dürr comentó a la Agencia Andina del Perú que existe una percepción errada respecto a la migración, de amenaza, basada en que hay cantidad limitada de todo en un país y que, con la llegada de los inmigrantes, esto se pone en peligro.

“Se piensa que los otros pueden robarme aquello que me pertenece, pero eso no es verdad, porque cuando hay más gente crece la demanda, se necesitan más peluquerías, más tiendas…

“La gente que llega crea también puestos de empleo. La sensación de amenaza es algo que tenemos en nuestras cabezas”.
Sostuvo que urge cambiar la idea de una sociedad fija, que no cambia, porque las sociedades no dejan de cambiar y que la migración puede verse también como una oportunidad de buena transformación, porque las personas llegan con nuevas ideas, con nuevas tecnologías.

Indicó que la buena migración es aquella que permite la real integración de quienes llegan y nada mejor que hacerlo a través del trabajo, como lo está haciendo el gobierno peruano con la población venezolana.