MiG-41, el primer caza espacial

0
1291
MiG-41
MiG-41

Rusia lleva la guerra a otro nivel. Desarrolla el avión más veloz, con armas láser y que, en su máximo nivel, será no tripulado

El anuncio de Donald Trump, presidente de Estados Unidos, de crear una Fuerza Espacial que refuerce las Fuerzas Armadas de su país, sería una respuesta al proyecto ya iniciado de renovación de armas de Rusia.

Tal como informamos en ediciones anteriores, Rusia viene modernizando bombarderos como el Tu-160M2, cazas y creando nuevas armas como los misiles nucleares RS-28 Sarmat (Satan 2) y Kinzhal (Puñal).

Sin embargo, Rusia ya ha planeado llevar la guerra a otro nivel. El constructor aeronáutico militar ruso MiG trabaja en un avión interceptor de vanguardia, capaz de operar en el espacio e incluso actuar sin piloto, a mediados de la próxima década.

La investigación y desarrollo del PAK DP fue lanzado por la MiG Corporation en 2013. PAK DP, apodado por los medios con la designación no oficial MiG-41 (un caza específicamente con funciones para interceptar y destruir aviones enemigos), se espera que reemplace en el futuro al actual MiG-31 y sus variantes.

El avión no será sólo una modernización de MiG-31, será una máquina totalmente nueva, que tiene “la capacidad de operar en el espacio, nuevas armas, nuevas velocidades, nuevo rango operativo”, dijo a finales del año pasado el director general de MiG Corporation, Ilya Tarasenko

“Será un avión totalmente nuevo, donde se utilizarán tecnologías totalmente nuevas para operar en la zona del Ártico. Este avión salvaguardará toda la frontera de nuestra patria. Más tarde, el proyecto se convertirá en no tripulado “, dijo Tarasenko.

Armas laser

Del mismo modo, según Tarasenko, el nuevo caza será capaz de volar a velocidades de hasta 4500 kilómetros por hora y podrá lanzar misiles de velocidades hipersónicas de más de 6000 kilómetros por hora, lo cual permitiría al MiG-41 derribar misiles balísticos intercontinentales además de atravesar los escudos antimisiles actuales.

Aunque el avión aún está en desarrollo, podría llegar a la producción a mediados de los 2020 y estar listo para la acción en el 2025, según Tarasenko.
Para cumplir con las expectativas, el nuevo avión debería ser capaz de volar a velocidades al menos cuatro veces más rápidas que la velocidad del sonido, informaron los medios rusos, citando al reconocido piloto de pruebas Anatoly Kvochur.

El avión podría estar equipado también con armas láser, ya que Rusia posee prototipos de tales armas, de acuerdo con Vladimir Mikheev, un asistente del vicepresidente ejecutivo de Radio-Electronic Technologies Concern, pero cree que estos sistemas pertenecerán a la sexta generación de este tipo de aviones.