La “psicosis de guerra” de 1973

0
354
Ejército Peruano
Según la periodista chilena Patricia Arancibia, el Perú vivía una “psicosis de guerra” contra Chile que había llegado a “su punto culminante el 12 de septiembre de 1973, fecha en que generales del Ejército Peruano estimaban propicio para atacar a Chile”. (Foto: Patriciaarancibiaclavel.cl).

Informe chileno de la previa y desarrollo de la operación peruana de recuperar Tarapacá

Crónicas de la frustrada invasión peruana de Chile hace 43 años

“Chile-Perú: una década de tensión. 1970-1979”, es un informe detallado escrito por la periodista chilena Patricia Arancibia sobre el episodio histórico que pudo cambiar el rumbo de nuestros días para 2 naciones que en 1879-1883 pelearon una guerra y en 1975 estuvieron a punto de retomarla.

“Convencido de la necesidad de ganar tiempo e intentando evitar por todos los medios una confrontación armada que hubiera significado la ruina para Chile, Pinochet y su Estado Mayor prepararon rápidamente una ofensiva diplomática paralela a la que se estaba llevando en la cancillería chilena…

“En noviembre de 1973 viajó a Perú y Bolivia el general chileno Sergio Arellano Stark llevando una carta personal de Pinochet a los presidentes Juan Velasco Alvarado y Hugo Banzer. “Cuenta Arellano que en la reunión con Velasco – el día 12 – ‘éste me manifestó que su posición era de no intervención en la política y situación interna de Chile o de cualquier otro país…

“‘Al parecer, – agrega Arellano- esa fue una especie de explicación por la psicosis de guerra contra Chile que se había vivido en Perú, la que había llegado a su punto culminante el 12 de septiembre de 1973, fecha en que los generales del Ejército Peruano estimaban propicio para atacar a Chile’…

“La enfermedad de Velasco, que estaba afectando su carácter y prontitud en la toma de decisiones y el hecho que otros miembros de su gabinete mostraron posiciones más moderadas, había sido al parecer lo que frenó en esos momentos la invasión.
“Pero nada aseguraba que la situación se mantendría.

“Luego, en La Paz, Arellano tuvo un largo encuentro con el general Banzer, quien ideológicamente era mucho más cercano a Pinochet que a Velasco.
“Ello allanó las cosas iniciándose las primeras conversaciones en búsqueda de una salida a la mediterraneidad boliviana.

“Para Chile era fundamental abrirle opciones a Bolivia ya que de esa forma la alejaba de una alianza con Perú, evitando verse enfrentado a lo que los militares llaman una HV2, es decir una Hipótesis Vecinal de guerra con dos adversarios, simultáneamente…”.