Velasco: “En ustedes confío para que Tarapacá vuelva al Perú”

0
640
Velasco Alvarado
Velasco Alvarado

Informe chileno de la previa y desarrollo de la operación peruana de recuperar Tarapacá

Crónicas de la frustrada invasión peruana de Chile hace 43 años

“Chile-Perú: una década de tensión. 1970-1979”, es un informe detallado escrito por la periodista chilena Patricia Arancibia sobre el episodio histórico que pudo cambiar el rumbo de nuestros días para 2 naciones que en 1879-1883 pelearon una guerra y en 1975 estuvieron a punto de retomarla.

El memorándum de la Dirección de Asuntos Estratégicos del Ejército Peruano (DIRAE) de 1971 continuaba con sus directivas para una ofensiva peruana sobre Chile:
“‘El orden interno de Arica, una vez sobrepasada, será controlado por las unidades de la Policía de Asalto…

“La Infantería de Marina cumplirá las funciones de seguridad, abriendo una cabeza de playa en La Lisera y las unidades navales mantendrán aislado el teatro de operaciones, contando con la cobertura aérea correspondiente’”…

“El documento proseguía señalando la urgencia de ‘realizar las coordinaciones para el aprestamiento de al menos cuatro divisiones blindadas en el Sur, con 360 tanques pesados y 40 ligeros de caballería, repotenciamiento de nuestras unidades de artillería, fortalecimiento de nuestras unidades navales de protección a operaciones de desembarco y elevar sustancialmente nuestra capacidad de bombardeo aéreo’…

“Todo lo anterior ‘porque existen condiciones favorables para llevar a efecto exitosamente la invasión dispuesta’…

“El memorándum lo firmaba el general EP José Graham Hurtado, coordinador general del organismo. La aprobación solicitada por la DIRAE fue concedida por el presidente del Perú general Juan Velasco Alvarado en mayo de 1971, quien reunido con los ministros y los oficiales que directa o indirectamente estaban involucrados en llevar adelante esta misión, vivieron un momento inolvidable…

“Según el capitán EP Eloy Villacrez, en dicha oportunidad Velasco expresó: ‘En ustedes confío para que Tarapacá vuelva al Perú y eliminemos fronteras con Chile, sólo así podremos vivir tranquilos y con seguridad en un futuro…

“‘Lo único que debo recordarles es que todo lo que se diga o acuerde es estrictamente secreto. Ni siquiera a sus instituciones debe transmitirse, pues conocer lo que estamos planeando podría llevar a un problema diplomático que debemos evitar’…”.